Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de un torneo de póquer en el Casino de Barcelona / WPT

Multa millonaria de Colau al Casino de Barcelona

El ayuntamiento sanciona con 18,4 millones de euros a la instalación más rentable del Grupo Inverama, de los Suqué Mateu

3 min

Multa millonaria del Ayuntamiento de Barcelona al Casino de la ciudad. El gobierno municipal que preside Ada Colau impuso en 2020 una sanción de 18,4 millones de euros a la instalación de Grupo Inverama, propiedad de los hermanos Suqué Mateu, por anomalías en el cálculo de la liquidación de la tasa de actividades económicas. 

Según ha avanzado Metrópoli Abierta, el castigo se inició el 24 de febrero de 2020, cuando el Instituto Municipal de Hacienda informó a la sociedad explotadora que abría actuaciones para examinar el pago del gravamen municipal durante los ejercicios 2015 a 2018. El trabajo de los técnicos municipales terminó con dos actas de liquidación por valor de 18,4 millones de euros, que se extendieron a la empresa el 3 de agosto del pasado ejercicio. 

Recurrirán

Grupo Inverama firmó las actas en disconformidad e interpuso a renglón seguido recursos ante los entes administrativos y judiciales pertinentes. Los asesores legales del grupo de los Suqué aseguran que "no existe riesgo probable de que recaiga una resolución desfavorable a los intereses del grupo". 

Por lo pronto, no obstante, la sanción es superior a todo el beneficio anual del Casino. La instalación de juego arrojó un excedente neto de 14,9 millones de euros en 2019. La multa municipal, pues, excede las ganancias tras impuestos de la empresa. 

Barcelona, Tarragona, Peralada

Cabe recordar que el Casino de Barcelona es uno de los tres del portafolio de Grupo Inverama, propiedad de la familia catalana centrada en el negocio del juego. La sala de apuestas de la Ciudad Condal es la única de la urbe, por cuanto la Generalitat de Cataluña tiene compartimentadas las licencias, esto es, no se pueden abrir más sin autorización gubernativa. 

En el resto de la autonomía, los Suqué Mateu operan casinos en Tarragona y Peralada. En la capital provincial, la sala de juego de Inverama arrojó una pérdida neta de casi medio millón de euros en 2019. Por su parte, la sala de apuestas gerundense cerró el año con un excedente tras impuestos de 1,4 millones. Estas cifras, prevé la compañía, se deteriorarán en 2020, por cuanto las salas de juego permanecieron cerradas casi todo el ejercicio.