Menú Buscar
El expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, en una imagen de archivo / CG

Hallan muerto a Miguel Blesa

El expresidente del consejo de administración de Caja Madrid, condenado por el caso 'tarjetas black', se suicida en Córdoba

3 min

Hallado muerto Miguel Blesa. El expresidente del consejo de administración de Caja Madrid ha sido encontrado sin vida el miércoles en una finca de Villanueva del Rey (Córdoba).

Blesa (Jaén, 1947), que presidió el banco madrileño de 1996 a 2009, fue condenado a seis años de prisión por un delito de apropiación indebida cometido entre 2003 y 2012.

Las primeras pesquisas apuntan a que el banquero habría fallecido de un tiro de escopeta en el pecho, lo que alimenta la teoría del suicidio.

A prisión por la compra de un banco

El alto directivo, licenciado en Derecho, se integró en el consejo de administración de Caja Madrid en 1993. Llegó a la presidencia del banco madrileño en 1996, siendo reelegido en 1999 y 2003.

La suerte del banquero se torció al albor de la crisis económica en España. Blesa entró en prisión en 2008 después de no abonar los 2,5 millones de euros de fianza que le impuso el juez de la sala de Instrucción número 9 de Madrid, Elpidio Silva, que investigaba la compra del City National Bank of Florida (CNBF) por parte de la entidad española.

La operación se cerró por 927 millones cuando la firma bancaria estadounidense valía 581 millones, según estimaciones del Banco de España.

La investigación de la transacción llevó de nuevo al banquero a la cárcel, esta vez en 2013. Finalmente, la juez Esperanza Collazos archivó la causa dos años después.

Dos grandes causas más

Pese al doble ingreso en la ya famosa prisión de Soto del Real, el banquero español tenía otras dos grandes causas que mancillaban su carrera profesional.

La más polémica fue las llamadas tarjetas black. Blesa fue condenado en febrero de este año junto a otros 65 exdirectivos de Caja Madrid por un delito continuado de apropiación indebida.

El tribunal especial consideró acreditado que los 65 representantes del banco gastaron 12,5 millones de euros en tarjetas opacas. Lo hicieron en una entidad financiera que recibió 22.424 millones de euros de dinero público al ser rescatada por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob).

El también exalto cargo del Ministerio de Economía se enfrentaba a otra investigación: las pesquisas de la Audiencia Nacional en torno a la salida a Bolsa de Bankia en 2011. El banco acabó quebrando en 2012, afectando a miles de pequeños ahorradores.

Una pieza derivada de este procedimiento era la colocación de participaciones preferentes por parte de la entidad madrileña.

Destacadas en Business