Menú Buscar
Imagen de archivo de unas oficinas de MRW en España / CG

Baile de sillas en la cúpula de MRW

Javier Calero asume en solitario la dirección directiva un año después de que ésta se repartiera en tres grandes áreas

15.02.2017 00:00 h.
3 min

MRW reorganiza la dirección ejecutiva de la compañía. El grupo de mensajería ha comunicado a sus trabajadores que Javier Calero es, desde el inicio del ejercicio, el máximo responsable del día a día de la empresa. Asumió el cargo de director general del área de finanzas hace un año, cuando se reestructuró la cúpula de la sociedad.

Calero desplaza a Óscar Álvarez e Ignacio Achirica, quienes asumieron los cargos de director general de operaciones y director general comercial. Continúan en el grupo vinculados con su ámbito de referencia, pero con menos atribuciones de las que mantenían hasta el momento.

Carranza sigue vinculado con el grupo

Los portavoces de la empresa han declinado comentar el anuncio que se hizo a la plantilla. MRW inició en enero de 2016 una nueva etapa: disolvió la cúpula formada por tres consejeros --Eduard Bajet, Mario Nissim y Ramón Carranza--, que habían llegado en 2012, y aprobó un ambicioso plan estratégico para consolidar un crecimiento anual superior al 15%.

Carranza es el único de los tres que mantiene una vinculación activa con el grupo de mensajería. Sin función ejecutiva reconocida, pero con presencia habitual en los centros de trabajo, según los representantes de los trabajadores.

Calero es un ejecutivo muy próximo a los actuales máximos propietarios de la compañía, la familia Corrales. Llegó a la empresa de la mano de José Manuel Corrales --fallecido también hace un año-- en 2012. Ese fue el momento del gran cambio en MRW. Salió de la compañía otra de las familias históricas que la fundaron y que mantenían hasta ese momento la gestión, los Frías.

Cifra récord de 41 millones de envíos

El baile de sillas se produce en un momento dulce para el grupo por volumen de negocio. Ha cerrado el ejercicio 2016 con la cifra récord de 41 millones de envíos y mantiene el signo positivo en el arranque del nuevo año. Sus dos principales clientes son el gigante Inditex y Amazon.

Las cifras económicas consolidadas de la compañía son igualmente positivas, a la espera del cierre definitivo de la contabilidad de 2016. Terminó 2015 con unos beneficios de más de ocho millones de euros y una facturación de 161,4 millones, tal y como consta en los datos internos de la empresa.

Supone una ligera mejora respecto al año mejor en cuanto a ganancias --se alcanzaron los 7,79 millones en 2014--, así como incrementar la facturación un 13%. Ese año se reportaron 141,6 millones de entradas en caja.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información