Menú Buscar
Terraza del Motel One en Barcelona, el primero de la cadena en España / CG

Motel One se centra en Madrid por la moratoria hotelera en Barcelona

La cadena alemana 'business & chic' busca oportunidades en la capital ante el bloqueo de alojamientos de Colau en la capital catalana

4 min

Motel One se centra en Madrid por la moratoria hotelera en Barcelona. La cadena alemana business & chic, que acaba de abrir un cuidado alojamiento en la ciudad catalana, explora la capital ante el bloqueo de nuevas licencias de establecimientos en la segunda urbe del país por número de habitantes. 

Según indicaron ayer a este medio Ursula Schelle-Müller, directora de marketing de la cadena, y Daniel Muller, jefe de operaciones, "Barcelona es una ciudad con más de veinte millones de pernoctaciones al año. Combina negocios entre semana y turismo sábado y domingo": "Ello nos impulsó a elegirla para entrar en España". ¿Puede ese músculo hacer de espoleta de nuevas aperturas en el destino? "Nos encantaría abrir un segundo hotel, pero hay una moratoria en marcha. Es momento de esperar y ver", han indicado ambos directivos.

Madrid, una opción

Ante esa situación, Motel One, una cadena que se centra en el viajero de negocios, ofreciendo todas las comodidades para ejecutivos a precios ajustados --59 y 79 euros en habitaciones individuales según el hotel--, peina Madrid en busca de oportunidades. "Hemos mirado cosas pero no hemos hallado nada hasta el momento. Somos una cadena muy centrada en la ubicación. Nos gustan los lugares céntricos con buenos restaurantes cerca del alojamiento. Optamos por estar en el corazón de las ciudades", han señalado los ejecutivos en conversación con este medio.

¿Qué aportación ofrecen al viajero además de una buena localización? "Desayunos excelentes, facilidad de reservas con nuestra nueva web responsive y hoteles que interlocuten con el entorno: en Barcelona, al estar cerca del Parque de la Ciutadella, el interior es una transición hacia el espacio verde", ha enumerado Schelle-Müller. Todo ello son mimbres para atraer al viajero business moderno. "Del 65% al 70% de nuestros clientes se alojan por motivos profesionales", ha agregado la directiva.

Treinta más

El nuevo Motel One de Barcelona es la 63ª referencia del portafolio de la cadena alemana. En tres años, la firma espera llegar a los 93 establecimientos en toda Europa con un mezcla de fórmulas de propiedad y gestión. "El escenario de la industria de viajes en Europa puede resultar afectado en el corto plazo por sucesos como el terrorismo. También pueden afectar el proteccionismo [gubernamental] y el brexit", admite la firma en sus cuentas anuales. ¿Afectó el desafío independentista a sus planes en Barcelona? "En absoluto. Abrimos en febrero y las ocupaciones han sido buenas", ha asegurado Müller.

En efecto, la enseña presume de ventas on the books o previstas del 50% en marzo e incluso más altas de cara al segundo trimestre del año. Esas cifras las reforzará con las ventas por canales propios --76% el pasado ejercicio--, superiores a las de algunas rivales. "Acabamos de lanzar un nuevo portal y tenemos unas apps veteranas: la diseñada para iPhone tiene ocho años y funciona muy bien: la conversión es muy alta", explica Schelle-Müller. Acabados de llegar a la ciudad del Mobile World Congress (MWC), ¿cómo se prepara la firma para la era móvil? "Con la comunicación. Establecerla con el cliente es básico. Un ejemplo: el programa de fidelidad, con 100.000 miembros, está ligado a nuestros canales. Con él, el huésped tiene acceso a más habitaciones y extras como desayuno o agua gratis", han remachado.