Menú Buscar
Pedro González Grau, presidente de Morabanc en una imagen de archivo de la entidad / CG

Morabanc consigue ganar el 2,3% más en 2018 hasta los 24,1 millones

La entidad pierde otros 122 millones de recursos de clientes gestionados y se queda en los 6.402 millones

4 min

Morabanc ha anunciado este jueves en un comunicado que ha ganado 24,1 millones de euros al cierre de 2018, cifra que implica avanzar el 2,3% respecto a los resultados del ejercicio pasado.

La entidad andorrana controlada por las familias Mora y Aristot, con la cúpula profesionalizada desde hace un año con Pedro González Grau como presidente, ha comunicado este avance y que los recursos de clientes que gestionaba se han quedado “estables” en los 6.420 millones. Con todo, este apunte contable está en rojo porque en el ejercicio anterior se alcanzaron los 6.542 millones. Pierde otros 122 millones. 

Resultados de 2017

El grupo destinó 2017 a recuperarse del golpe de los resultados de 2016, cuando recortó las ganancias el 34%. A pesar de cerrar en positivo, se evaporaron el 55,5% de los activos en efectivo y los depósitos a la vista que custodiaba al pasar de los 43 a los 19,1 millones. También perdió el 12,8% de los financieros, que se quedaron en los 194,8 millones cuando en 2016 habían alcanzado los 223,4 millones.

El activo del grupo financiero se contrajo el 3,13% hasta los 2.577,6 millones el año pasado. Cerró en positivo gracias a ingresar el 4,32% más del margen de intereses (21,2 millones) y a las medidas de eficiencia que se aplicaron.

Rentabilidad y mora

En esta ocasión los Mora y los Aristot no han dado tanta información sobre los resultados del cierre. Se han limitado a comentar que la rentabilidad (ROE) se ha situado en el 8,60%, por encima de la media de la UE y mejor que el 8,4% del ejercicio anterior, y que la ratio de morosidad que soportan se ha quedado en el 3,8%. El porcentaje que presentaron en 2017 era del 3,9% en este epígrafe, con una ratio de cobertura del 86,4%.

El presidente de Morabanc concluye que se ha “consolidado la senda de crecimiento tras unos años de profunda transformación del banco”. González Grau llegó a la entidad más pequeña de Andorra en un momento de convulsión del sector, ya que el fin del secreto bancario se llevó por delante el gran negocio que habían obtenido hasta la fecha en el país y el entrono internacional tampoco ayudaba, ya que el negocio tradicional bancario está deprimido por la política de tipos del Banco Central Europeo.

Gestora de patrimonios en Zúrich y Miami

Otras cifras que se destacan en el comunicado a los medios Morabanc es el avance del 9,6% de la inversión crediticia a las empresas y particulares, que se sitúa ahora en los 1.040,6 millones de euros. Así como la buena marcha de las filiales en Miami y Zúrich, que ya aportan el 29% de los recursos de clientes que gestiona la entidad.

Morabanc fue fundado en 1952 y el capital aún es 100% familiar. Su equipo humano supera a las 300 personas y tiene la sede central en el Principado. También cuenta con gestoras de patrimonios en las ciudades de Suiza y EEUU y ha firmado un acuerdo de exclusividad en Andorra del banco de inversión Goldman Sachs Asset Management, más vías de ingresos para la entidad.