Menú Buscar
El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, conversa con el exvicepresidente Oriol Junqueras en una imagen de archivo / EFE

Moody's alerta de problemas para pagar préstamos en Cataluña con la independencia

La agencia de calificación de riesgos avisa que las familias y pymes tendrían dificultades para devolver sus créditos

06.11.2017 10:38 h.
2 min

“Los hogares y las pymes catalanas encontrarán dificultades para hacer frente al pago de sus préstamos en un escenario de independencia”. De esta forma lo advierte la agencia de calificación de riesgos Moody’s​ en un estudio.

El vicepresidente y analista senior de la compañía estadounidense, Antonio Tena indica que en ese escenario, Cataluña perdería “el fuerte apoyo que recibe por parte del Gobierno central y en cualquier caso el riesgo soberano afectaría a la calidad crediticia de las titulizaciones”.

La agencia considera "improbable" que Cataluña logre independizarse. En el estudio se indica que "el deterioro de las pymes catalanas sea probable en el escenario de independencia, dada la relevancia de las ventas que realizan a otras regiones de España".

Difultades en las pymes

La menor capacidad de las pymes para reaccionar ante sacudidas económicas les afectaría más que a los hogares. Sería por "sus necesidades de financiación a corto plazo y la dependencia de sectores económicos relacionados con el consumo, en especial el turismo se podría ver afectado por la incertidumbre política".

En el caso de las titulizaciones respaldadas por hipotecas residenciales (RMBS), un descenso en el precio de la vivienda en Cataluña, como resultado de una menor demanda y un exceso de la oferta, incrementaría las pérdidas en caso de impago de las hipotecas.

Para Moody's en caso de independencia se debilitaría "el comportamiento de los activos domiciliados en Cataluña que respaldan las titulizaciones españolas, implicando mayores tasas de impago y pérdidas en caso de fallido", especialmente en el caso de las titulizaciones de bancos originarios de Cataluña, que cuentan con una exposición media de sus carteras titulizadas de entre el 20% y el 45% a Cataluña.