Menú Buscar
Cristóbal Motoro (centro), ministro de Hacienda, es recibido por el vicepresidente económico catalán, Oriol Junqueras, en la puerta de Foment del Treball.

Montoro se hace de rogar con la refinanciación de la deuda catalana

El ministro de Hacienda indica que la medida, que cuenta con el informe favorable de Economía, aún se debe estudiar y elude tomar ningún compromiso

3 min

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha añadido incertidumbre sobre la financiación catalana este lunes al asegurar que aún no ha tomado ninguna decisión sobre la conversión de deuda emitida a corto plazo que vencerán en los próximos meses por 1.600 millones de euros a largo plazo.

“Son temas que debemos estudiar”, manifestó tras la presentación de un trabajo sobre la necesidad o no de mantener los impuestos de donaciones y transmisiones en la patronal catalana, Foment del Treball en el que también estaba presente el vicepresidente económico catalán, Oriol Junqueras. De hecho, han compartido mesa con el empresariado catalán.

Agravio comparativo

Por ahora, el plan de Montoro es “atender los vencimientos con todos los mecanismos de los que disponemos”, incluso abrió la puerta a “negociar con las propias entidades bancarias”.

Remarcó dos principios: “No se trata de sustituir el riesgo de los bancos por el del Estado” y la decisión final que se tome no debe suponer ningún “agravio comparativo con cualquier otra comunidad autónoma”.

“No se dejarán de atender”, prometió.

Carta favorable de Guindos

“La posición del Gobierno [catalán] es bien conocida y los compromisos del Gobierno español son públicos. Nosotros nos limitamos a recordar a todo el mundo las obligaciones concretas que tienen”, señaló poco después Junqueras, que presentará este martes en el Parlament su primer proyecto presupuestario.

El vicepresidente económico se hizo eco de nuevo del informe favorable a la operación financiera del Ministerio de Economía cuyo titular, Luis de Guindos, aseguró la semana pasada en otro acto en Barcelona que ya estaba en manos de Montoro.

Trámite burocrático

La burocracia manda que sea el “Ministerio de Hacienda el competente”, en palabras de su máximo ejecutivo, de dar el visto bueno final a la reconversión y someterlo a la votación del Consejo de Ministros. Y no está entre las prioridades actuales del ministro, que remarcó que está en “estudio”.

La máxima prioridad en materia financiera del Gobierno Central es aprobar “cuanto antes” la liberalización de recursos para atender los pagos pendientes del segundo trimestre y anticipar los primeros del tercero a las Comunidades Autónomas que reciben inyecciones de capital de Fondo de Liquidez Autonómico (FLA). Tampoco quiso avanzar ninguna cifra. 

Hay varios territorios que se han descolgado de esta alternativa de ingresos, por lo que el Gobierno central dispone de “mayores recursos para pagar” y lo aprovechará “cuanto antes”.