Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Recinto de Fira de Barcelona / EUROPA PRESS

Los montadores reclaman a Fira de Barcelona que siga el ejemplo de Madrid

Los 11.000 trabajadores del sector encajan pérdidas millonarias por el aplazamiento de Alimentaria mientras Ifema mantiene su calendario

6 min

Jarro de agua fría para los montadores feriales. El aplazamiento del salón Alimentaria hasta abril de 2022 ha caído como un mazazo sobre los 11.000 trabajadores que, según datos de este colectivo, colaboran anualmente con el evento de la Fira de Barcelona. El próximo gran certamen que acogerá el recinto será el Automobile Barcelona, que se desarrollará del 8 al 18 de julio.

Fuentes de la institución trasladan que la suspensión se ha acordado con el sector a la espera de que el próximo curso haya mejorado la situación sanitaria. El encuentro, aseguran, siempre se ha celebrado en años pares y algunas de sus características --principalmente, el consumo de alimentos por parte de los asistentes-- ha aconsejado retrasar la fecha hasta que remita la pandemia.

Pérdidas millonarias

Alimentaria & Hostelco es el salón de alimentación más importante de España y uno de los mayores reclamos de la agenda ferial de la capital catalana. En 2018, último año en el que tuvo lugar el certamen, Alimentaria congregó a 4.500 expositores y 150.000 visitantes profesionales, de los que un 25% procedían del extranjero.

Su retraso supone un varapalo para los profesionales involucrados en el montaje de los stands y en todo tipo de servicios asociados, desde empresas de cátering, transportistas, rotulistas y electricistas. "Como sector no deja de ser una mala noticia", comenta un empresario del ramo. "No se trata solo de una pérdida de trabajo, sino de la sensación psicológica que comporta. Esta decisión nos genera dudas con las ferias programadas hasta septiembre", añade otro interlocutor, que cifra en 900 millones de euros el volumen de negocio de Alimentaria.

  Fachada del Mobile World Congress, en una imagen de archivo de 2019

 

Fachada del Mobile World Congress, cancelado por el Covid-19 / EP

Fitur se mantiene

Una cifra que se suma a las cantidades perdidas por la suspensión del Mobile World Congress (cerca de 500 millones) y de otras citas en la Ciudad Condal. En este contexto, algunos empresarios ponen sus ojos sobre la capital española. En Madrid, Ifema tiene previsto celebrar la feria de turismo Fitur del 19 al 23 de mayo, en unas fechas cercanas a las de Alimentaria.

La comparación entre ambos escenarios no ha escapado al empresariado, si bien ambos certámenes difieren en su idiosincrasia matizan fuentes de la organización catalana. "En Ifema tienen claro reactivarse a partir de marzo y empezar con algunas ferias de menor volumen. Que estas decisiones se hayan dejado en manos de las autonomías generan estas diferencias", explica una de las fuentes consultadas por Crónica Global.

Situación grave

La disparidad de criterios entre ambas regiones se inscribe en la estrategia de restricciones que han adoptado los respectivos gobiernos autonómicos. Mientras Madrid ha abierto más la mano, en Cataluña se ha limitado con más celo la actividad social y eso ha repercutido sobre un ambiente empresarial que no invita a celebrar grandes eventos.

Un portavoz de la asociación On-Go ha recordado que las ferias generaron 123.000 puestos de trabajo en 2019 y que resultan indispensables para la buena salud de otros ámbitos como la hostelería, la restauración, el ocio y los viajes de negocio. "Nuestras empresas están tremendamente afectadas. Nuestro convencimiento es que las ferias españolas son seguras y que se ha hecho un excelente trabajo para estar preparados, pero tenemos que comunicarlo a todos los niveles para reactivarlas como catalizador económico", aseguraba la entidad en un reciente comunicado.

Reunión en diciembre

Para capear esta coyuntura, los montadores no solo reclaman ayudas directas, sino también que la Fira asuma la celebración de actos más modestos, con menos marcas internacionales y de alcance regional. Esta fue la idea que se transmitió precisamente a la cúpula de la institución en una reunión en diciembre entre el sector y el propio director general de Fira, Constantí Serrallonga. Pese a que durante el transcurso de la entrevista no se aseguró al cien por cien la preservación del calendario de actos, los pequeños empresarios esperaban más compromiso de los directivos.

Para compensar el aplazamiento de Alimentaria, Barcelona acogerá el Gastronomic Forum Barcelona, otro foro gastronómico en otoño entre el 18 y el 20 de octubre. El evento coincidirá con Alimentaria FoodTech, salón sobre la transformación y conservación de alimentos. Asimismo, el congreso EBART, sobre tecnología de reproducción asistida, se ha pospuesto hasta febrero del próximo año, aunque la feria de agencias de viaje B-Travel se mantiene hasta nueva orden para el 27 de marzo.