Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un trabajador médico sostiene un frasco de la vacuna Moderna / EP

Moderna demanda a Pfizer y Biontech por copiar su patente de la vacuna contra el Covid

La farmacéutica ha acusado a sus rivales de no respetar los derechos de su tecnología de ARN mensajero

3 min

Pugna por la vacuna contra el Covid-19. Moderna ha demandado a la estadounidense Pfizer y la alemana Biontech por copiar su patente de ARN mensajero. El fabricante de Massachusetts cree que el fármaco Comirnaty infringe su licencia sobre la inyección.

El laboratorio presentó este viernes demandas por infracción de patente en un tribunal de Massachusetts (Estados Unidos) y en el Tribunal Regional de Düsseldorf (Alemania). Moderna ha asegurado que el fármaco de Pfizer y Biontech va contra las licencias que registró entre 2010 y 2016, que protegen su tecnología de ARN mensajero.

Copia de tecnología

“Pfizer y Biontech copiaron esta tecnología, sin permiso de Moderna, para hacer Comirnaty”, ha sentenciado en un comunicado el laboratorio demandante. El objetivo de estas querellas es “proteger la innovadora plataforma de tecnología de ARNm”, de la que la empresa, en palabras del director ejecutivo, Stéphane Bancel, ha remarcado que fueron “pioneros”.

Una de las dosis de la vacuna de Pfizer contra el Covid-19 / Sven Hoppe – DPA (EP)
Una de las dosis de la vacuna de Pfizer contra el Covid-19 / Sven Hoppe – DPA (EP)

Según las tesis de Moderna, Pfizer y Biontech probaron varias alternativas de ARN mensajero y finalmente decidieron elaborar una vacuna que tiene exactamente la misma modificación química que Spikevax, la vacuna del laboratorio de Massachusetts.

Patente durante la pandemia

Moderna se comprometió a no hacer cumplir sus patentes relacionadas con el Covid-19 mientras continuara la pandemia. No obstante, la demanda surge, según ha explicado el laboratorio, porque Pfizer y Biontech han decidido utilizar la tecnología de ARN mensajero en mercados desarrollados donde no hay problemas de acceso.

La farmacéutica creadora de Spikevax ha explicado que había dejado claro que si bien nunca haría cumplir sus patentes para ninguno de sus productos utilizados en los 92 países de ingresos bajos y medios de la alianza Covax, esperaba que Pfizer y Biontech respetaran sus derechos de propiedad intelectual. “Creemos que Pfizer y BioNTech copiaron ilegalmente los inventos de Moderna y han seguido usándolos sin permiso”, ha sentenciado la directora legal de Moderna, Shannon Thyme Klinger.