Menú Buscar
Imagen de la cabecera de la web de Coomo / CG

La moda y su problema de la venta ‘on line’

La tendencia de EEUU de probarse la ropa en casa antes de pagarla llega a España

3 min

Pedir ropa por internet, probarla en casa y pagar sólo la que te convence. Éste es un modelo de negocio extendido en Estados Unidos y algunas partes de Europa y que en España no ha terminado de aterrizar. La idea pone solución a uno de los principales problemas de la venta on line en el mundo de la moda: comprar sin ver el producto.

Ninguna compañía se ha atrevido a sumergirse de pleno en esta actividad, aunque los primeros sucedáneos ya han empezado a aparecer. Es el caso de Coomo, una empresa pequeña dedicada al estilismo y la venta de ropa por internet exclusivamente para hombre.

Amazon también tiene la intención de adentrarse en el negocio como parte de su apuesta por el mundo retail, con la llegada de su marca propia, find. En EEUU ya ha lanzado su versión de prueba de Wardrobe (armario en inglés). Desde el gigante del e-commerce evitan confirmar si el servicio llegará a España.

Necesidades del cliente

Clara de la Santa, fundadora de Coomo / CG

Clara de la Santa, fundadora de Coomo / CG

Los clientes que acceden a Coomo lo hacen por varios motivos. Su fundadora, Clara de la Santa, explica que la falta de tiempo es una de las razones que los empuja a acudir al servicio. “También están los hombres que viven en zonas con pocos comercios y no quieren desplazarse, los que no les gusta ir a comprar, aquellos que no saben combinar y los que tienen problemas en encontrar prendas de su talla”, indica.

Pero su servicio no es solo la venta on line con la variable de tener el armario en casa. Un personal shopper elige las piezas de ropa en función de las preferencias del consumidor; no hay catálogo. Las marcas elegidas por De la Santa suelen tener “algo que aportar”, ya sean locales, de ropa orgánica, etc. Las camisas oscilan entre los 60 y los 100 euros y los pantalones rondan los 90; “nuestro público es de nivel medio o alto”.

Una propuesta de vestuario de Coomo / CG

Una propuesta de vestuario de Coomo / CG

Reparto de costes

La política de devoluciones gratuitas es habitual entre las tiendas de ropa que venden por internet, aunque siempre se basan en el reembolso del dinero. En el caso de Coomo, el funcionamiento es igual al de cualquier tienda física, pero a distancia. “Simplemente tenemos una estructura de costes diferente; lo que ahorramos en un establecimiento, por ejemplo, lo podemos destinar al reparto y devoluciones gratuitas”, afirma la fundadora de Coomo.

De momento, sus planes no incluyen introducir ropa para mujer, aunque está en proceso de desarrollar un plan de expansión en España. “Me pareció más sencillo, hay menos variedad en la moda masculina”, indica. El modelo de negocio funciona en Reino Unido, Holanda y Alemania, entre otros países europeos.