Menú Buscar
Un instructor de Biwel ayuda a un grupo de trabajadores a hacer sus ejercicios en el puesto de trabajo / CG

La última moda de las grandes empresas: ejercicio en el puesto de trabajo

Cada vez son más las compañías que optan por implantar programas de salud para reducir las bajas laborales y mejorar el vínculo con sus empleados

4 min

San Miguel, Red Eléctrica y Kern Pharma. Estas son algunas de las empresas que se han apuntado a la última moda entre las grandes compañías en España: que los empleados hagan ejercicio en su puesto de trabajo. Se trata de promover la “salud empresarial”, un concepto muy desarrollado en otros países y prácticamente inexistente en oficinas y fábricas españolas.

El principal objetivo es mejorar el bienestar de los trabajadores, que les lleva a aumentar su compromiso con la empresa —y, por tanto, a incrementar la retención de los empleados— y el rendimiento laboral. Mientras que en países como Brasil y Argentina hace décadas que han implementado programas para impulsar la salud empresarial, en España es relativamente nuevo: “Cuesta más, la gente es más vergonzosa”.

Lo dice Estel Mallorquí, la fundadora y directora de Biwel. En 2011, Mallorquí vio un nicho en el mercado. “Entre los 30 y los 55 años son las edades en las que más sedentarismo y malos hábitos se generan, y pensé que tenía sentido porque la gente trabaja, tiene hijos o cuida de sus padres, y cada vez tiene menos tiempo para dedicar a su bienestar”, explica. A partir de esta constatación decidió adentrarse en la salud empresarial.

Alimentación, sueño, actividad física y estrés

La empresa se dedica a implementar programas para mejorar varios aspectos de los trabajadores de una empresa determinada. No sólo se trata de la actividad física, aunque es una de las partes más visibles. También ofrece proyectos para mejorar el sueño, la alimentación y evitar el estrés. El ejemplo más claro es los trabajadores que desempeñan trabajos manuales, repetitivos.

ejercicios trabajo

Los trabajadores de una farmacéutica hacen ejercicio en la fábrica de su empresa / CG

Mallorquí explica que uno de sus clientes tenía un problema de bajas laborales por dolores musculares, por lo que implementaros 10 minutos de ejercicios al día. “En un año, hemos reducido las bajas por este motivo un 30%”. En las oficinas suele ser menos frecuente, y se establecen, por ejemplo, clases de 20 minutos de yoga dos veces por semana o organizan grupos para hacer running al final de la jornada de trabajo.

La moda ‘healthy’

Biwel tiene más de 30 clientes, a los que ofrece, además de programas integrales a largo plazo, formaciones --con un coste de unos 700 euros-- y consultoría. La moda healthy les ha beneficiado. “Hay muchas empresas que nos piden ahora que les llevemos fruta a la oficina, smoothies, menús saludables… se está poniendo de moda”, indica la directora.

biwel clase risoterapia

Una clase de risoterapia a los trabajadores de una empresa / CG

Y no sólo atienden a la salud física, sino también a la mental. Dormir bien, controlar la ansiedad y el mindfulness —la concentración o consciencia de las cosas, basado en la meditación budista— son aspectos también muy buscados. Ahora, los empleados que se acogen a los programas pueden seguir su evolución a través de una plataforma de Biwel, así como la empresa puede gestionar el proyecto.

Mallorquí explica que el objetivo de la compañía para el año que viene es salir de Barcelona e implantarse en Madrid y el País Vasco. Si todo va bien, en 2019 tienen previsto salir de España y dar el salto a Europa y América del Sur.