Menú Buscar
Ada Colau habla sobre el Mobile World Congress en Fira de Barcelona / 324

El Mobile mantiene su contrato hasta 2023

La cancelación no será compensada con más años, como reclaman sectores empresariales, mientras que Colau admite pérdidas importantes para la ciudad

3 min

El presidente del consejo de administración de Fira de Barcelona, Pau Relat, ha expresado su "tristeza", pero también su "compresión y respeto" por la decisión de GSMA de cancelar el Mobile World Congress (MWC) debido al coronavirus. "Decisión tomada por las bajas de los expositores y alarma social generada", ha precisado Relat, pues "ni Cataluña, ni Barcelona ni España se han visto afectadas" por el coronavirus.

Ha asegurado que todavía no se han calculado los daños y que el contrato de GSMA con Barcelona se mantiene hasta 2023, por lo que no está previsto alargarlo como compensación de la cancelación, como piden sectores empresariales. No obstante, Relat asegura que Fira tiene músculo suficiente para asumir las consecuencias. "Ha sido un año muy bueno. Somos optimistas, se han hecho los deberes".

"Lección positiva"

Relat se ha referido a los "15 años de colaboración conjunta. La lección positiva es que Mobile se ha convertido en un evento de referencia. Trabajaremos a partir de mañana en preparar el Mobile de 2021".

Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha asegurado que "lo teníamos todo preparado para hacer la mejor edición del MWC, pero una situación de alarma imprevista y global ha obligado a tomar decisiones que lamentamos por el impacto fuerte en la ciudad, a pesar de que teníamos todas las garantías de seguridad" frente al coronavirus.

"La ciudadanía necesita máxima tranparencia --ha añadido-- y hoy no hay ninguna alarma sanitaria ni en Barcelona, ni en Cataluña ni en España. Quiero poner en valor como alcaldesa la experiencia de todos estos años. La relación entre MWC y la ciudad es de éxito, hemos crecido juntos".

Colau admite que la cancelación provoca pérdidas económicas para la ciudad.

En la rueda de prensa también han estado presentes el consejero de Políticas Digitales de la Generalitat, Jordi Puigneró; la alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Nuria Marín, y la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera. Todos ellos han lamentado la cancelación, pero han respetado la decisión de los organizadores.