Menú Buscar
Vista panorámica de la ciudad de Barcelona, donde MK Premium intermedia operaciones / CG

La inmobiliaria repudiada por Colau abre oficina en Madrid

La barcelonesa MK Premium espera llegar a los 60 millones de facturación en la capital

03.04.2017 00:00 h.
3 min

La inmobiliaria repudiada por el Gobierno de Ada Colau en Barcelona abre oficina en Madrid. MK Premium, la firma familiar de inversión patrimonial y gestión de activos, espera llegar a los 60 millones de facturación en la capital con un equipo de nuevo cuño.

La sociedad crece a un ritmo del 70% al 100% anual y alcanzará un volumen de negocio de 20 millones de euros este ejercicio en Barcelona, donde emplea a 150 personas. El objetivo de la sede en Madrid es superar de largo el primer guarismo.

"Calculamos que existe un parque potencial de activos de 28.500 en Barcelona. En Madrid, esa cifra alcanza los 48.100", recuerda Daniel Leiva, cofundador de la enseña.

Choque con Colau

El rápido crecimiento de MK Premium no le ha evitado una dura colisión con el Gobierno municipal de BComú y PSC en Barcelona. La firma ha visto cómo la edil de Ciutat Vella, Gala Pin, calificaba su negocio de compra de inmuebles de "guerra a los vecinos".

Lucía Martín, diputada de En Comú Podem en el Congreso, la ha acusado de practicar el "mobbing inmobiliario y expulsión de inquilinos".

La propia alcaldesa de Barcelona ha llegado a tildar a uno de los socios de "machista" tras un cara a cara con Pin en TV3.

Estricta legalidad

Ajena a todo ello, la empresa familiar defiende su actividad. "Compramos edificios para revalorizarlos. En algunos hay inquilinos; en otros, no. En los habitados ofrecemos la opción de avanzar el fin del contrato de arrendamiento", argumenta Leiva.

¿Cómo funciona? "Abonamos una cantidad en función del tiempo que falta para que venza el contrato de alquiler. Ayudamos con la mudanza si hace falta. No se fuerza en ningún caso", agrega.

Según el empresario, "se ha pintado a MK Premium como un fondo con oscuros intereses, cuando es una empresa familiar que cumple la legalidad a rajatabla".

Alquileres al alza

Sea cual fuere el debate, la mercantil tiene claro que los precios de los pisos de alquiler en Barcelona seguirán al alza, al menos durante dos ejercicios más.

"Esperamos crecimientos cercanos al doble dígito hasta 2019. Después, el mercado se ajustará de forma más suave, no habrá crash", explica el profesional.

Con un porfolio de 39 propiedades verticales, la empresa anuncia más operaciones en Barcelona, donde consigna un interés creciente del inversor extranjero. "Hubo un momento que fueron los chinos. Ahora son más israelíes o rusos", concluye Leiva.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información