Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jóvenes estudiantes frente al ordenador formándose en una imagen de archivo / EUROPA PRESS

La mitad de las ofertas de empleo solicitarán titulación de FP en cuatro años

Los títulos universitarios siguen a la baja en la demanda del mercado laboral mientras la Formación Profesional revalida el primer puesto logrado en 2020

3 min

Las ofertas de empleo de las empresas se siguen centrando, en su mayoría, en la exigencia de titulación de Formación Profesional (FP). De hecho, un análisis elaborado por un grupo de expertos convocados por el Instituto de Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada, asegura que estas solicitudes alcanzarán el 50% del total en un plazo de cuatro años.

Los títulos universitarios, que eran los más preciados en el mercado laboral hasta 2020, bajan en la clasificación de empleabilidad, según las solicitudes de las empresas españolas y han sido superados por la FP. Así, según el último balance, el 33,7% de las ofertas de empleo exige haber pasado por la Universidad, mientras el 40,1% haberlo hecho por un centro de Formación Profesional.

Alto grado de empleabilidad

Uno de los elementos esenciales, según los expertos, es el alto grado de éxito en la búsqueda de un trabajo que explica que la FP experimente tasas de crecimiento en los últimos años alrededor al 6% anual. Esto permitirá alcanzar la mitad de las ofertas de trabajo que solicitarán las empresas españolas en cuatro años.

La empleabilidad se sitúa por encima del 70% de media, aunque algunas titulaciones y niveles de formación se aproximan al 90%. Esto implica, con el auge de las titulaciones de grado medio y superior, que el reconocimiento social vaya en aumento, así como la posibilidad de acceder a trabajos estables y bien remunerados, frente a los universitarios que tardan de media diez años en introducirse en el mercado laboral, con puestos inestables y precarizados. De nuevo, el problema es la capacidad real que tiene el sistema para adaptar la oferta a la demanda existente

Realidad laboral de la FP

La Formación Profesional muestra “unos niveles de flexibilidad y de proximidad a la realidad laboral en el mundo empresarial que está permitiendo diseñar un catçalogo de especialidades pegadas al terreno del empleo, de las necesidades reales de las empresas y del desarrollo profesional de sus estudiantes”, según señala el Instituto de Coordenadas. Este liderazgo de la titulación se da por “la aproximación a las necesidades reales de competencias y habilidades que tienen en el mercado de trabajo”.

Jesús Sánchez Lambás, vicepresidente del Instituto de Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada, sostiene que “la formación profesional está en fase de dignificación social y crecimiento imparable”. Un hecho que resulta de la capacidad de adaptarse a la realidad del mercado laboral “a la velocidad que exigía el mundo de la empres”, ha sentenciado.