Menú Buscar
Uno de los establecimientos de Miró que cambió el logo tras la entrada de Springwater Capital / EP

Miró plantea un ERE para 107 empleados, el 25% de la plantilla

La cadena de electrodomésticos reubicará a algunos de sus trabajadores y cerrará las tiendas menos rentables

2 min

La cadena de electrodomésticos Miró ha planteado un expediente de regulación de empleo (ERE) que podría afectar a 107 trabajadores, el 25% de su plantilla, después de no haber conseguido hacer rentables a la cuarta parte de sus establecimientos. La decisión también contempla el cierre de las tiendas que no aportan beneficio alguno a la cuenta de resultados.

El nuevo plan de negocio de la compañía contempla, además de este ERE, la introducción de nuevas líneas de negocios para obtener mayores ingresos, como el desarrollo de la tienda online, el aumento y la mejora de la gama de productos, y nuevos servicios aún por concretar.

No es la primera vez que la empresa de distribución recurre a un ERE para mejorar su viabilidad. En 2011 ya presentó un expediente que afectó a a 493 empleados.

Una época en declibe

La empresa catalana es propiedad del fondo suizo Springwater Capital desde noviembre de 2014, cuando Miró se encontraba en concurso de acreedores (el segundo después que en 2011 solicitara su primer concurso ante el juez). Ahora considera necesaria esta reestructuración para cumplir con los objetivos del plan estratégico 2016-2018.

Tras adquirir Miró, los planes de Springwater Capital pasaban por invertir 23 millones de euros en la renovación de su imagen, la reubicación de algunos de sus establecimientos y la apertura de nuevos puntos de venta, con lo que también se preveía generar 300 nuevos empleos.

En 2015, la marca catalana cerró el ejercicio con un volumen de negocio de 100 millones de euros y con una red integrada por 65 puntos de venta físicos repartidos entre Cataluña, Comunidad Valenciana, Baleares, Castilla-La Mancha, Madrid, Soria y Barakaldo.