Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La sede de Abengoa / EP

Los minoritarios toman el control de Abengoa y preparan el nombramiento de Clemente Fernández

AbengoaShares controlará el nuevo consejo de administración tras obtener el respaldo de la junta de accionistas

2 min

Cambio de manos en Abengoa. Los accionistas minoritarios, agrupados en la plataforma AbengoaShares, han tomado el control en la junta de accionistas celebrada este martes. El consejo de administración planteado por estos se ha impuesto a la opción de la antigua cúpula. El próximo paso se centrará en el nombramiento de Clemente Fernández, expresidente de Amper, como nuevo presidente de la compañía.

La cúpula de Abengoa presentaba un vacío de poder desde noviembre, cuando en junta extraordinaria se destituyó al consejo de administración presidido por Gonzalo Urquijo. Tras esto, la empresa propuso una alternativa continuista integrada por Francisco Prada, Joaquín García-Romanillos y Alejandro Sánchez-Pedreño, todos expertos en derecho concursal, para llevar adelante el concurso de acreedores al que se aboca la matriz.

Nombramiento de Fernández

No obstante, la candidatura vencedora ha sido la conformada por Margarida Smith, Jordi Sarriá y Juan Pablo López-Bravo, impulsados por los minoritarios. Estos han recabado el apoyo de dos terceras partes del capital presente en la junta. Se espera que sea este mismo martes cuando el consejo se reúna para nombrar a Fernández como consejero.

Tweet de AbengoaShares
Tuit de AbengoaShares

El nombramiento de Fernández será por cooptación, para lo que será necesario que uno de los tres miembros del consejo renuncie. También es probable la salida de los otros dos miembros, que fueron propuestos para acompañar a Marcos de Quinto al frente de la compañía. El exvicepresidente de Coca-Cola abandonó el proyecto por la falta de consenso con los minoritarios tras su propuesta de mediación.

La idea pasaba por que De Quinto presidiera la filial, Abenewco, que concentra la mayor parte de activos del grupo. No obstante, el acuerdo de mediación propuesto, que pasaba por mantener el rescate y compensar a los accionistas con participaciones de la filial no despertó el consenso de los minoritarios, que agrupan el 14% del capital.