Menú Buscar
El Gobierno avisa a los directores de colegios del riesgo legal de facilitar el 1-O

Millo tarda 24 días en reforzar con equipos los filtros de pasaportes de El Prat

El delegado del Gobierno anuncia la instalación de diez verificadores tras más de veinte días de colas

3 min

La Delegación del Gobierno en Cataluña, que comanda Enric Millo (PP), ha reforzado con equipos automáticos los filtros de pasaportes del aeropuerto de El Prat de Barcelona 24 días después del primer episodio de colas. El exdirigente popular ha anunciado la instalación de diez verificadores automáticos tras más de dos semanas de colapso.

En una comparecencia en el segundo mayor aeropuerto español, Millo ha anunciado un "gran esfuerzo" para que las esperas en las garitas del Cuerpo Nacional de Policía "se ciñan a los estándares europeos".

Así, los pasajeros que llegan a la Ciudad Condal deberían esperar cerca de 20 minutos para pasar el control, por un máximo de 60 minutos los que salgan de la urbe.

Domingos, complicado

En una intervención en la que Millo ha admitido las "colas indefendibles" del Puente del Primero de Mayo --cuando entró en vigor un nuevo protocolo antiterrorista--, el delegado del Gobierno ha querido matizar la afectación.

"Los únicos días con esperas un tanto más largas son los domingos, cuando coinciden los cruceristas que parten de Barcelona con los que llegan", ha explicado el también exdiputado en el Parlamento catalán.

144 agentes

Ante esta situación, el Gobierno asegura que ha tomado cartas en el asunto. Además de los diez verificadores instalados el jueves por la noche, antes de que acabe la semana llegarán otros diez.

En quince días, el Ministerio del Interior habrá colocado 30 lectores de pasaportes más, sumando un total de 50 entre los comprados por el departamento de Juan Ignacio Zoido y Aena.

"Ello dobla la cifra actual, que es de 46", ha recordado Millo.

En la cuestión del personal, la delegado del Gobierno ha anunciado que hasta 144 agentes de Extranjería del Cuerpo Nacional de Policía reforzarán los filtros en verano. Además, Interior negocia la compra de verificadores ABC de lectura automática, que no requieren la supervisión de un policía.