Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Mike Blackman, director de la feria audiovisual ISE / LENA PRIETO (CG)

Mike Blackman: "Perderemos dinero con la feria ISE, pero es importante celebrarla"

El director del congreso audiovisual defiende la edición hiperreducida del certamen para dinamizar un sector muy tocado por la pandemia

8 min

La feria ISE (Integrated Systems Europe) será el primer evento internacional de la Fira de Barcelona​ tras la caída de grandes salones como Alimentaria y Hostelco y el aplazamiento de otros como B-Travel. Aunque el encuentro del sector audiovisual se celebrará a medio gas. Mike Blackman, director ejecutivo del congreso, anticipa una asistencia ínfima de visitantes y una participación muy reducida de expositores. Pero defiende esta edición anómala como una forma de dinamizar un sector muy tocado por la pandemia. Para la versión real del certamen, habrá que esperar a 2022.

--Pregunta: La feria ISE se estrenará en Barcelona con un formato reducido y distinto al original. ¿Cuál es el objetivo de esta edición?

--Respuesta: Será un anticipo exclusivo para aquellas personas que querían estar aquí. Normalmente la feria es más de 15 veces más grande que el tamaño de esta edición, pero la situación actual nos he hecho imposible llevar a cabo un show de forma habitual. Como otros organizadores de congresos, estamos sufriendo este año por culpa de la pandemia. Así que veréis un aperitivo de lo que puede ser el ISE, una oportunidad para volver a reunirse y trabajar conjuntamente.

--Pero no será el debut que esperaban.

--Desde el punto de vista de los expositores, tendremos a 80 compañías que estarán presentes tanto en los pabellones como en stands individuales. Será una buena representación. Tendremos otro stand de Acció con treinta compañías catalanas, tendremos también muchas compañías del resto de España y otras internacionales de EEUU, Reino Unido y Alemania. Tendremos una muestra representativa de la industria.

--¿Cuántos visitantes se pasarán por la feria?

--Tenemos casi 4.000 personas registradas para acudir a los eventos físicos y la cifra sigue creciendo. Lo interesante es que más de la mitad vendrán de fuera de España. Justo antes de la pandemia tuvimos a 52.000 visitantes, y en años anteriores llegamos a 80.000. Cuando volvamos a la normalidad, un evento sustancialmente más grande tendrá un impacto real sobre la ciudad.

 

Mike Blackman justifica la elección de Barcelona como nueva sede del evento / LENA PRIETO (CG)

--¿Por qué se mudaron de Amsterdam a Barcelona?

--Hicimos mucha investigación. En primer lugar para buscar un sitio que fuese lo suficientemente grande para acomodar una feria del tamaño que tenía entonces, pero también para brindarnos la capacidad de seguir creciendo. El sector audiovisual está en auge y por eso necesitábamos más espacio para crecer. En segundo lugar, buscamos una ciudad con carisma, donde los expositores y los visitantes se sintieran confortables y con ganas de venir. Otros puntos fueron la oferta de alojamiento, así como la cultural y gastronómica. Pero otra clave es que esta es una ciudad tecnológica. El objetivo de Barcelona de ser una ciudad que lidere el mundo audiovisual nos anima a decir que este es el lugar adecuado.

--¿Cuál es su compromiso con Barcelona? Es decir, ¿cuántos años estará el ISE en la capital catalana?

--Hemos firmado un contrato por tres años, pero espero que podamos estar aquí mientras podamos quedarnos.

--¿En algún momento pensó en cambiar la localización como consecuencia del Covid?

--No. El apoyo del Ayuntamiento de Barcelona, de la Fira de Barcelona y del Govern ha hecho de esta la decisión correcta. Todas las ciudades feriales del mundo, particularmente en Europa, han sido incapaces de llevar a cabo sus congresos. Este es uno de los primeros centros donde podemos hacerlo.

--¿Cuál será el impacto de la pandemia sobre sus beneficios?

--Catastrófico. Perderemos dinero celebrando este ISE, pero creemos que es importante para la industria enviar una señal de que podemos volver juntos como negocio y traer de vuelta a la gente.

--¿Cree que el evento será un test para el Mobile World Congress?

--El Mobile está tomando sus propias decisiones y atravesando los mismos desafíos. Hemos aprendido cómo han manejado el evento en Barcelona y han sido una plantilla para nuestra organización. Aunque esperamos no cometer ningún error, si los hacemos, al menos ellos no los repetirán. Son una gran organización, han sido abiertos con nosotros, nosotros lo hemos sido con ellos y esperamos ayudarles a ser mejores.

 

Mike Blackman agradece el apoyo de la Fira de Barcelona / LENA PRIETO (CG)

--¿El formato híbrido, a caballo entre lo digital y lo físico, ha llegado para quedarse? ¿Será el modelo de las ferias del futuro?

--No hay nada que pueda igualar los eventos físicos, nuestra industria funciona mediante el networking. Pero también nos hemos dado cuenta de que los visitantes no siempre tienen la oportunidad o el tiempo de asistir en persona. Hemos sido forzados a hacer un formato híbrido dada la situación, pero esto nos ha ayudado a entender que así podemos llegar a más público.

--¿Cuál es la salud del sector audiovisual?

--El sector audiovisual ha sufrido, pero los desafíos y oportunidades que se han creado también han sido buenas para la industria. El sector de eventos en vivo ha sufrido muchísimo: ferias, shows, conferencias... este sector ha muerto durante este tiempo. Las personas han perdido su empleo o no han podido trabajar, han sufrido económicamente al igual que las compañías que diseñan eventos en vivo, las que alquilan equipamiento y también las que lo fabrican. Pero, por otro lado, las videoconferencias han experimentado un boom. Compañías como Zoom​ y Microsoft han sacado ventaja de la situación.