Menú Buscar
Coronavirus y pantallas del Ibex en el interior de la Bolsa de Madrid / EP

El miedo inversor por el coronavirus dispara la negociación en la bolsa un 17%

La relativa a renta fija, que tiene menos riesgo, también sube en plena incertidumbre económica por los posibles efectos de la pandemia

5 min

Las bolsas debutaron en el mes de marzo tal y como acabaron en febrero. Una volatilidad extrema que pone de manifiesto la psicosis que se ha instaurado en los mercados financieros.

La jornada de este lunes volvió a moverse de manera enérgica, a pesar de que los principales parqués se despertaron con ganas de un fuerte rebote. Un informe de Goldman Sachs y otro de la OCDE instauraron el pánico general y hundieron a las bolsas, para luego reaccionar cerca de la hora de cierre de sesión.

El miedo al covid-19 afecta a la bolsa mundial / CG

Recorte de previsiones

El banco de inversión estadounidense ha situado el avance de la economía de España en el 1,3%. Tanto el producto interior bruto (PIB) español como el francés serían los que mejor resistirían el envite dentro de la zona euro, que provocaría una contracción de la situación en Alemania e Italia.

Por su parte, la OCDE alertó este lunes de una posible recesión en la eurozona por el coronavirus. El organismo multilateral rebaja cinco décimas su previsión de crecimiento de la economía mundial en 2020, hasta el 2,4%.

BME saca petróleo

Este lunes, Bolsas y Mercado Españoles hizo públicos los datos de negociaciones que se produjeron en febrero. Y, precisamente, la incertidumbre creada por el avance del coronavirus en medio mundo y los informes económicos emitidos al respecto durante las últimas semanas, provocaron que las cifras hayan crecido de manera considerable.

En concreto, BME negoció en febrero 37.889 millones de euros en renta variable. Esto supone un crecimiento del 17,2% más que en febrero de 2019 y un 4,4% más que el pasado enero. La cifra de transacciones fue de 4,16 millones, un 49,1% más que en febrero 2019 y 23,9% más que el mes anterior.

En cuanto a las acciones de compañías, el porcentaje de operaciones se incrementó un 18,3% respecto a febrero del año anterior.

Los inversores se refugian en la renta fija

Ante tanta volatilidad y miedo en el cuerpo, los inversores buscan refugiarse en posiciones, en teoría, seguras como bonos del Estado, que tienen menor rendimiento (en algunos casos con rentabilidad negativa).

Es por eso que el volumen de negociación en renta fija ascendió a 23.205,32 millones de euros en febrero. Esta cifra supone una subida del 8,9% frente al volumen en el mismo mes del año anterior. 

Los ETF, disparados

Pero hay un producto concreto que disparó el volumen de negociación. Los ETF, híbrido entre un fondo de inversión y una acción, alcanzaron una diferencia del 152% respecto a febrero del 2019.

El intercambio de derivados financieros también se disparó durante las últimas cuatro semanas. En concreto, el último día de mes se negociaron 68.103 contratos de futuro Ibex 35 Plus, lo que supone un récord histórico diario. En lo que llevamos de 2020 las transacciones avanzaron un 18,1%.

¿Llega el rebote?

En plena crisis bursátil e inversora, toca saber cuánto tiempo hay que esperar para contemplar avances importantes en los principales selectivos. De momento, las aguas parecían volver a su cauce después del cierre en Europa, aunque con tal volatilidad es difícil saberlo.

No obstante, ya hay analistas que arrojan luz en el túnel. "Los mercados dejan de entrar en pánico cuando los responsables políticos empiezan a entrar en pánico", asegura Bank of America, que cree que marzo será el "mes del pánico político" y que eso son "buenas noticias" para la renta variable. "Los políticos tienen 3-4 semanas para evitar que las pequeñas empresas recorten el empleo en EEUU y la UE" debido a la crisis del coronavirus.