Menú Buscar
Una estación del Metro de Barcelona / TMB

El Metro estará de huelga los cuatro días del Mobile World Congress

La Generalitat es incapaz de forzar un pacto entre trabajadores y dirección de TMB por la cobertura sanitaria ante la crisis del amianto

24.02.2019 21:34 h.
4 min

Los más de 107.000 personas que participarán a partir de este lunes en las 13 edición del Mobile World Congress (MWC) de Barcelona se encontrarán con una huelga en el metro de la ciudad. La Generalitat ha fracasado este domingo en el intento de mediación in extremis entre las partes, que mantienen sus diferencias sobre las coberturas sanitarias que TMB debe ofrecer ante la crisis del amianto en el suburbano. 

Está demostrado que este elemento cancerígeno se encuentra en los talleres y se ha activado el protocolo público que se reconoce por ley. El problema es que la empresa que depende del Ayuntamiento de Barcelona, liderado por Ada Colau, se resiste a reconocer que el resto de los empleados también se han podido ver afectados por el amianto que se ha encontrado en algunos túneles y cabinas de la red, sólo ofrece la vigilancia y seguimiento sanitario a los que manipulan piezas.

¿Efectos económicos?

Según el comité de empresa, declinan incluso ante los mediadores aceptar la demanda laboral por los efectos económicos que tendría para el consistorio. “Los servicios jurídicos les han recomendado que no lo hagan por las reclamaciones que puedan existir”, explican fuentes de los representantes sindicales. 

La propuesta de la cúpula es que los trabajadores del metro a los que se detecte restos de amianto en la pleura, el caso más habitual de cáncer que genera, se analicen uno por uno para saber si es debido a su empleo o a otros factores. El comité de empresa rechaza de frente este extremo, ya que considera que se trata de una discriminación que ni siquiera se puede contemplar en el momento actual.

Casos denunciados

Cabe tener en cuenta que los sindicatos del suburbano han denunciado que dos trabajadores están afectados por el amianto de la red (y sus empleos no eran de la sección de talleres) y que es muy probable que sea el culpable del fallecimiento de un tercero. Por lo que reclaman que TMB cumpla con los protocolos estatales que están vigentes.

La dirección les acusa de alarmistas y de divulgar informaciones falsas para poner a la opinión pública a su favor. Las partes se han enrocado hasta el punto de que pasadas las nueve de la noche, no se habían puesto de acuerdo en cómo se tenía que redactar el acta de mediación. El comité de empresa quería plasmar sus reivindicaciones en materia sanitaria y la dirección del grupo reclamaba que sólo se incluyera la propuesta de acuerdo que la plantilla ha rechazado.

Servicios mínimos

A efectos prácticos, el nuevo conflicto laboral en el metro propiciará que entre las siete y las nueve de la mañana y de las 16 a las 18 horas sólo circulen el 50% de los trenes previstos. La frecuencia habitual se reducirá al 30% en las últimas horas del servicio, a partir de las 22.50. Con todo, los trabajadores denuncian que la dirección de TMB se ha saltado los servicios mínimos y ha programado un convoy más por las mañanas.

La crisis en el Metro de Barcelona no se cerrará tras el MWC. El comité de empresa ha anunciado que convocarán una asamblea de trabajadores a partir del próximo jueves para debatir nuevas protestas en el futuro. Recuerdan que el conflicto actual no es sólo laboral, mantienen que está en juego la salud de la plantilla del suburbano.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información