Menú Buscar
Imagen del complejo de oficinas Adequa, situado al norte de Madrid

Merlin invierte 380 millones en un complejo de oficinas del norte de Madrid

La sociedad inmobiliaria cierra la operación mientras culmina su fusión con Metrovacesa, de la que saldrá la primera compañía española del sector

2 min

Merlin Propierties ha acordado la compra de un complejo de edificios de oficinas del norte de Madrid por un importe de 380 millones de euros, según informó la socimi, que cierra esta operación mientras trabaja en su fusión con Metrovacesa.

La adquisición de los inmuebles tiene además lugar días después de que la firma que preside Ismael Clemente culminara la compra de los parques logísticos de Saba Infraestructuras.

Seis edificios

El activo adquirido ahora es el complejo Adequa, un conjunto de seis edificios situado al norte de la capital, en el entorno de la carretera nacional N-1, que en conjunto suman una superficie total de unos 121.000 metros cuadrados.

Merlín prevé cerrar el próximo mes de diciembre la operación, que el diario Expansión adelanta en su edición de este viernes, según indicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Con esta incorporación, Merlín reforzará la posición de primera inmobiliaria patrimonialista española, y primera en cuanto a edificios de oficinas, que tendrá una vez cierre la integración con Metrovacesa, prevista para finales de octubre.

Más oficinas

Según sus datos, los inmuebles de oficinas coparán casi la mitad (el 48%) del total de su cartera de activos, por delante de los centros comerciales (19%) y los parques logísticos 9%. La participación que tendrá en Testa Residencial supondrá otro 22%.

Una vez acordada la compraventa de este complejo de oficinas, y la recientemente cerrada de los centros logísticos de Saba, Merlín pretende centrarse en la integración con Metrovacesa y la gestión del nuevo gigante inmobiliario antes de plantearse nuevas inversiones, según indicó Clemente en la junta de accionistas que la socimi celebró hace unas semanas para aprobar la fusión