Menú Buscar
Imagen de una de las bolsas de papel que sustituirán las de plástico en toda la red de establecimientos de Mercadona en abril / MERCADONA

Mercadona se avanza en eliminar las bolsas de plástico de sus supermercados

La firma valenciana anuncia que todas sus tiendas usarán en abril materiales reciclables para almacenar la compra

05.02.2019 11:49 h.
4 min

Mercadona ha anunciado este martes que se avanza en la normativa para eliminar las bolsas de plástico. La principal cadena de supermercados del país se ha comprometido a completar la sustitución de este material por la rafia o el papel el próximo abril.

Además, los plásticos que se mantengan se fabricarán a partir de embalajes recuperados en su red de establecimientos. Los portavoces del grupo presidido por Juan Roig remarcan que se ha conseguido aplicar criterios de economía circular gracias a la “colaboración de los clientes, empleados y proveedores”.

Desarrollo territorial

Señalan que la medida se inició el año pasado en 66 supermercados de Valencia, Barcelona, Vizcaya, Cantabria, Baleares, Ceuta y Melilla. Se ha dado varios meses para desplegar la política de reciclaje de forma progresiva. Cataluña, Madrid y Navarra serán los primeros territorios en los que se dejarán de usar bolsas de plástico.

Los 1.600 puntos de venta se adecuarán a los nuevos estándares del grupo entre febrero y mediados de abril.

Cestas de rafia y bolsas de papel

¿Qué se ofrecerá en contrapartida a los consumidores? Mercadona pondrá a la venta varias alternativas para sus clientes asequibles. Podrán elegir entre una cesta de rafia que costará 50 céntimos, una bolsa de papel que se comercializará por 10 céntimos y una bolsa realizada a partir de plástico reciclado que tendrá el mismo coste.

En cuanto a la frutería y otras secciones en que se usa de forma habitual bolsas de plástico de menor tamaño, como la carnicería o la pescadería, la cadena activa un plan de sustitución que estará vigente hasta 2021. Resulta más complicado cambiar los productos actuales por otros realizados a partir de material compostable, por lo que el reto inicial es reducir su desperdicio.

Se cambiarán los dispensadores actuales por un mueble que facilita la reposición y propicia que se derrochen bolsas. Además de suprimir la zona de precorte, hecho que implica adecuar la gestión diferente de la sección de frescos. En contrapartida, se dejará de usar todo el plástico que se destinaba a esta sección.

Optimización de la distribución

Mercadona recuerda que la estrategia de hacer su actividad más sostenible es uno de los objetivos principales de la Responsabilidad Social Corporativa del grupo. También se enmarca en este reto las propuestas que se estudian para que la distribución urbana se realice de forma más amable con el medio ambiente con furgonetas que estén propulsadas por tecnologías más limpias y eficientes.

La compañía estudia sistemas de optimización logística, eficiencia energética y reducción de residuos.