Menú Buscar
Uno de los apartamentos loft de Casa Burés, (2,7m de €).

El mercado inmobiliaro de lujo vive del ‘idilio’ de los ricos europeos con Barcelona

La demanda nacional se recupera gracias a unos precios que, pese a la recuperación, aún están un 30% por debajo del máximo de 2007

21.10.2016 00:00 h.
6 min

El mercado inmobiliario de lujo en España también ha notado estos últimos ocho años la crisis económica, aunque de forma mucho más atenuada que el resto de sectores. Si se ha mantenido como área en expansión es, en buena medida, por la apuesta que mantienen los extranjeros multimillonarios por Barcelona.

El socio de Barnes Internacional para España y propietario de Barnes Barcelona, Emmanuel Virgoulay, explica que entre el 75% y el 80% de sus clientes son extranjeros. Esto se debe al hecho de que “en Europa del Norte, la inversión inmobiliaria es un valor refugio”. “Antes de hacer apuestas más arriesgadas, se invierte en inmobiliario y España resulta un destino muy atractivo en ese sentido”, añade.

El socio fundador de Lucas Fox, Alexander Vaughan, maneja datos similares: durante los últimos dos años, el 90% de los clientes eran foráneos. “En el primer y segundo trimestre, los compradores españoles representan un 29%”, explica. No obstante, se muestra optimista de que pueda crecer hasta un 50% “antes de que finalice el año”.

Un aumento del 85% en Barcelona

Vaughan afirma que, en la primera mitad de 2016, desde Lucas Fox han experimenado un aumento del 44% de las propiedades --por valor de 900 millones de euros-- que tienen por Europa, fuera de España; y que en Barcelona este incremento ha sido del 85% en residencias por el mismo valor (900 millones). 

Además de Barcelona, en las zonas de la Costa Brava, Sitges y el Maresme también han visto subir sus ventas. Un reciente estudio del BBVA que recoge los datos de transacciones del Ministerio de Fomento señala que, en 2015, las compras de viviendas por extranjeros experimentaron un incremento del 13,4% anual. "Hasta la fecha, las cifras de turismo extranjero apuntan hacia un nuevo máximo, por lo que es de esperar que la demanda foránea vuelva a impulsar la venta de vivienda en España. Por lo pronto, los últimos datos disponibles del Ministerio de Fomento, correspondientes al primer semestre del año, arrojan un crecimiento interanual de las compras de extranjeros del 20,8%”, reza el documento.

Recuperación de la demanda nacional

Una de las novedades en el sector es la recuperación de la demanda nacional. Un factor de incidencia “son los precios --explica Virgoulay--, que son los más bajos de la última década, la economía local sólida y la continua atracción que ejerce Barcelona para los inversores de fuera de España”. Para el sector del lujo, se habla de propiedades de tres millones de euros hacia arriba.

El socio fundador de Lucas Fox habla de precios inferiores "en un 30-35%" respecto al pico máximo de 2007. Una situación ventajosa junto a un aumento de las rentas de alquiler, un mejor acceso a la financiación y a las bajas tasas de interés.

Barcelona versus Madrid

La atracción que genera Madrid tendría más que ver con su condición de capital, sostiene el propietario de Barnes Barcelona: “Para inversores de todas partes del mundo que buscan contar con primera o segunda residencia en Europa”. Mientras que en Barcelona, las inmobiliarias trabajan más el mercado residencial de lujo: “Las propiedades se adquieren como inversión a largo plazo o como vivienda vacacional para disfrutar”, concluye Virgoulay.

Otra de las diferencias es que la capital del Estado cuenta con más clientes nacionales. El mercado se divide entre los inversores locales y los procedentes de Reino Unido y resto de Europa, y con un interés creciente por parte de ciudadanos de Australia, Estados Unidos y Argentina. Por otra parte, los compradores que optan por la Ciudad Condal suelen provenir, mayoritariamente, de Francia, Reino Unido, Alemania, Bélgica y Holanda. Y, como novedad, un mercado comprador emergente: el turco.

Estilo de vida

Una de las razones por las que los inversores escogen España es por la seguridad. “De momento, España junto con Portugal e Italia son tres destinos libres de atentados y esto resulta un elemento importante a la hora de decidir dónde invertir.  Otras cuestiones a tener en cuenta son el coste y el modo de vida”, explica Virgoulay. Vaughan coincide en que en España “el estilo de vida sigue siendo inigualable”.

“Hay pocos países en el mundo que ofrezcan una combinación única de estar al aire libre durante todo el año, su cultura y su estimulante gastronomía de renombre mundial. Sus caminos y sistemas de transporte están bien estructurados, así como sus bienes de consumo, en comparación con los países del norte de Europa”, relata Vaughan para concluir que, “en lo que se refiere a los compradores extranjeros”, no ve que esta “historia de amor llegue a su fin en el corto plazo.”

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información