Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La demanda eléctrica se desploma por el coronavirus / EP

El mercado eléctrico apunta a la recuperación económica a final de año

Los precios de los futuros en el mayorista se desploman más de un 20% en apenas dos semanas y solo moderan la caída en la recta final de 2020

5 min

La recuperación de la actividad económica en España del fuerte impacto que está recibiendo por la expansión del coronavirus no se dejará sentir hasta la recta final del año. Al menos, esas son las señales que actualmente envía el mercado de electricidad, que suele ser un termómetro adecuado para tomarle la temperatura a la economía del país. El desplome sufrido por la demanda, especialmente desde la declaración del estado de alarma, el pasado día 14 de marzo, ha derivado en una caída de precios de la que no se aprecia un atisbo de recuperación hasta el último trimestre del ejercicio.

El precio de la electricidad en el mercado mayorista ha experimentado un descenso sustancial desde los días inmediatamente anteriores a la declaración del estado de alarma, una de cuyas medidas fue decretar el cierre de toda la actividad comercial en el país, a excepción de los establecimientos de alimentación, farmacias y sucursales bancarias.

Desplome de los precios

En apenas diez días, los precios se han desplomado cerca de un 25%, en buena parte debido a la caída de la demanda asociada a la práctica paralización de la actividad económica.

A finales de la pasada semana, la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ofreció públicamente los datos correspondientes a los primeros días con el país en estado de alarma, que reflejaban un caída de la demanda de entre un 5% y un 7%, aunque en algunas zonas como la Comunidad de Madrid y Euskadi era aún más acusada, toda vez que en estos territorios se habían decretado con antelación medidas como el cierre de los centros de enseñanza e incluso de determinados establecimientos de hostelería.

Descenso de los futuros

La tendencia se acelera conforme transcurren los días, hasta el punto de que este lunes las caídas de la demanda superaban el 11% en relación con un día convencional.

La evolución del mercado de futuros de la electricidad apunta a que se mantendrá la tendencia a la baja de los precios lo que, de acuerdo con los expertos, constituye una señal de que la demanda tardará aún en recuperarse. Los descensos que muestra este mercado son mucho más acusados en los contratos referenciados a corto plazo, mientras que en los de medio y largo plazo, la tendencia a la baja se modera de forma considerable.

Así las cosas, el precio de los futuros de la electricidad en abril presentan un descenso en los últimos días superior al 35%, mientras que los registrados para mayo se aproximan al 30%.

Tendencia negativa anterior

No obstante, la tendencia se modera a partir de los contratos con referencia en el tercer trimestre, en los que se aprecia un descenso notablemente más tendido, en torno al 15%. Para el último trimestre del año, los precios que se negocian en la actualidad son muy similares a los que presentaba el mercado poco antes de que las Administraciones Públicas comenzaran a tomar las primeras medidas para tratar de evitar el contagio masivo del Covid-19, próximos a 40 euros por megawatio/hora.

A pesar del carácter inédito de la situación, cabe tener en cuenta que la evolución de la demanda de electricidad ya era negativa durante los meses previos al estallido de la crisis del coronavirus. La desaceleración económica que los organismos multilaterales, los servicios de estudios de las entidades financieras y el Banco de España comenzaron a reflejar en sus estimaciones de finales de 2019 ya podía apreciarse en el comportamiento del mercado eléctrico, que acumuló más de doce meses consecutivos con descensos de demanda.

Destacadas en Business