Menú Buscar
Una sucursal de Liberbank / EP

El mercado apuesta 500 millones a posibles operaciones con Liberbank y Unicaja

Las acciones de ambas entidades se disparan en el último mes gracias a una nueva oleada de rumores sobre fusiones bancarias a raíz de la presentación de los resultados semestrales

6 min

La banca ha sido uno de los sectores más golpeados por la crisis del coronavirus desde que afloraran los primeros síntomas de la gravedad de la pandemia, lo que no ha impedido que dos de sus componentes se hayan convertido en los valores de moda en el último mes: Liberbank y Unicaja, de nuevo envueltos en rumores de posibles operaciones corporativas, han atraído la atención de los inversores, que no han dudado en apostar cerca de 500 millones de euros en apenas unas semanas por que estas entidades darán la salida al esperado proceso de fusiones.

Liberbank es el título más destacado de todo el Mercado Continuo español, con una espectacular revalorización del 44% en este periodo. En tercer lugar se sitúa Unicaja, cuya capitalización se ha elevado un tercio en apenas cuatro semanas.

Subidas a contracorriente

Un panorama notablemente distinto al que presenta el resto del sector en este mismo periodo. Los siguientes en la clasificación son Bankinter y Bankia, pero ya con avances sensiblemente más moderados, en el entorno del 9%. Banco Sabadell, el más penalizado en bolsa desde que se inició el desplome de los mercados, ha recuperado algo más de un 4%. El contraste es aún mayor con Caixabank, cuyo balance en el último mes arroja un retroceso cercano al 2%. Y en los casos de Santander y BBVA, la comparación no resiste, con caídas del 12% y el 18%, respectivamente.

Como ha sucedido en otras ocasiones, la oleada de rumores se alimentó especialmente durante las presentaciones de resultados de la banca, en este caso correspondientes al primer semestre, que tuvieron lugar en los últimos días de julio. Además de las crecientes provisiones para afrontar la crisis del Covid-19 y reforzar la solvencia, los balances confirmaron la escasa rentabilidad que son capaces de generar las entidades financieras, en un escenario continuado de bajos tipos de interés que ha venido ahora a combinarse con la peor crisis económica universal de las últimas ocho décadas.

Rumores y puertas abiertas

Por añadidura, algunos ejecutivos encargados de presentar las cuentas ante la prensa dejaron la puerta abierta a la posibilidad de movimientos en operaciones corporativas, como fue el caso del consejero delegado de Bankia, José Sevilla. Precisamente, la entidad en la que el Estado aún mantiene una participación mayoritaria, concretamente el 62% del capital, es una habitual en las quinielas sobre posibles fusiones.

Su nombre no ha dejado de sonar, aunque no tanto como los de Liberbank y Unicaja. No en vano, han sido éstas las entidades que han pasado de las musas al teatro en lo que a operaciones corporativas se refiere en los últimos trimestres, aunque las maniobras planteadas no hayan llegado a cuajar.

La OPA frustrada de Abanca

A comienzos de 2019, Abanca, controlada por el grupo financiero venezolano Banesco, manifestó públicamente su intención de hacerse con el control de Liberbank, a través de una oferta pública de adquisición (OPA) que finalmente no llevó a cabo después de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) no le permitiera realizar una auditoría previa de la entidad que quería comprar.

Apenas abortado este intento, Liberbank volvía a ocupar las primeras páginas de la prensa económica al iniciar negociaciones con Unicaja para una fusión. El planteamiento perdió fuerza de forma progresiva durante los meses siguientes, toda vez que los números no terminaban de cuadrar con los intereses de ambas entidades. La operación quedó descartada, pero los rumores apuntan a que los rescoldos aún siguen activos.

La banca de inversión, activa

La toma de posiciones por parte de los inversores institucionales con vistas a una posible operación corporativa se ha dejado sentir en ambas entidades, lo que también ha servido de estimulo para que los valores extendieran su recorrido alcista en las últimas semanas. En el caso de Liberbank, Bank of America afloró una participación superior al 7% en los registros de la CNMV. Mientras, Unicaja ha visto cómo el empresario Tomás Olivo, accionista mayoritario de una de las mayores socimis de las que cotizan en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), incrementaba su peso en el capital del banco al pasar del 3% al 5%.

Además, la entidad andaluza ha recibido en las últimas horas un inesperado impulso por parte de Goldman Sachs. De acuerdo con la información publicada por Bolsamanía, el banco de inversión estadounidense ha elevado el precio objetivo de Unicaja un 20% y ha emitido una recomendación de comprar por la posibilidad de que se vea inmersa en operaciones de fusiones y adquisiciones.