Menú Buscar

Los países que menos compran por internet están en el sur y el este de Europa

La penetración de la red en cada país es uno de los factores que más influyen en el comercio online

4 min

Internet ha reducido las distancias. Gracias a la red, se puede reservar un viaje, comprar una entrada para un espectáculo, adquirir un vehículo y cambiar el mobiliario de casa con un par de clicks. En 2016, el 55% de los habitantes de la Unión Europea de entre 16 y 74 años compró algún tipo de bien a través de internet, 2 puntos porcentuales más que en 2015, según datos de Eurostat. Sin embargo, el pastel no se ha repartido a partes iguales entre los 28 Estados miembros.

Mientras que en Reino Unido, Dinamarca, Suecia, los Países Bajos y Alemania más del 71% de la población realizó alguna compra online el pasado año (Reino Unido llegó al 83% y, Dinamarca, al 82%), en el sur y el este de Europa la cifra es considerablemente más baja. En Rumanía, se situó en un 12%, por ejemplo. A la cola de Europa se situaron Portugal, Italia, Chipre, Grecia, Bulgaria y Rumanía.

El volumen de compras online parece ligado al grado de penetración de internet en cada Estado. Precisamente, portugueses, italianos, griegos, búlgaros y rumanos, además de polacos, son los que registran un número menor de usuarios frecuentes, con cifras por debajo del 70,4% del total de la población. En cambio, en Reino Unido, los Países Bajos, Dinamarca, Suecia y Finlandia la penetración de internet es de entre el 89,4% y el 97%.

España, por debajo de la media

A pesar de estar ubicados en la cuenca del mediterráneo, España no figura en el grupo que menos compras virtuales realiza. En 2016, un 44% de la población adquirió bienes por la red, 1,7 puntos porcentuales por encima de 2015, pero muy por debajo de la media europea y alejadísimos de los valores registrados en el norte del continente. En cuanto a la penetración de Internet en España, es del 76,5%, también inferior a la media de la UE (79,2%).

Visto desde el lado de las empresas, un 19% de las pymes españolas contabilizaron pedidos digitales, que supusieron al menos el 1% del total de ventas. En este terreno ganan las empresas irlandesas, danesas, checas, suecas y alemanas, ya que todos esos países registraron valores por encima del 25%. Por el contrario, Bulgaria, Rumanía, Letonia, Italia y Luxemburgo vieron como el número de empresas que sumaron al menos un 1% de pedidos online se quedó por debajo del 10%. Con respecto a los ingresos, el 9,36% de la facturación total de las pymes españolas vino del comercio digital el pasado año, al mismo nivel que la media europea.

¿Cómo pagar por internet de forma segura?

Comprar por internet es, a priori, seguro. Algunos trucos ara garantizarlo son verificar si la página web es segura y consultar las opiniones del resto de los usuarios, señalan desde el comparador de tarjetas HelpMyCash.com. Las tarjetas prepago son una alternativa segura para comprar por internet.

Éstas no están vinculadas a ninguna cuenta en concreto, por lo que en caso de que un tercero clone los datos de la tarjeta, sólo podrá gastar el dinero que se ha cargado previamente. Además, muchas no tienen ningún titular, por lo que además de seguras son anónimas, lo que disminuye la información que se trasfiere al realizar una transacción.