Menú Buscar
Clase de MBA en ESADE / EP

¿Cuánto hay que invertir en formación para ser directivo?

No todos los alumnos que han cursado un MBA acaban siendo ejecutivos, ni todos los líderes empresariales han pasado por una escuela de negocios

13.05.2019 00:00 h.
8 min

¿Cuál es la formación de los altos directivos? Cada vez más personas tienen un máster e incluso en algunas ofertas de trabajo puede leerse que “se valorará un doctorado”, pese a que las funciones a desempeñar no requieren habilidades de investigación. En este sentido, si se pide el título más alto en la escala académica para puestos medios, ¿cuáles son los caminos que llevan a los cargos con mayor responsabilidad? Y, ¿cuánto hay que invertir en ello?

La educación ha cambiado en los últimos años. Francisco Esteban Bara, doctor en Pedagogía del Departamento de Teoría e Historia de la Educación de la UB, señala que el plan Bolonia ha condicionado que algunas ofertas de másteres “solo por su nombre dejan serias dudas sobre su contenido”. Por otra parte, el profesor señala que existe la percepción social de que “el nivel de llegada es el máster”, por lo que nadie se conforma con plantarse una vez finalizada la carrera. Esta titulación, cada vez más extendida, ha dejado de ser un elemento distintivo.

Master in Business Administration (MBA)

Los MBA (Master in Business Administration), en cambio, suponen un sello diferencial en el currículum (aunque no todos y cada vez menos). Sin embargo, para acceder a los programas de las escuelas de negocio con mejor ranking en España (ESADE, IESE, IE…) se debe pasar un riguroso proceso de admisión. En primer lugar, un test tipo GMAT (Graduate Management Admission Test) que evalúa ciertas habilidades cognitivas como el razonamiento matemático y verbal del candidato. También deben superarse entrevistas, tener un inglés avanzado, contar con experiencia previa en cargos de responsabilidad y, si se pasan todos los filtros, disponer de unos 65.000 euros.

Existen otros MBAs menos exigentes y a precios más asequibles. Sin embargo, a este respecto, Enric Serradell López, doctor en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Barcelona, indica que ésta nunca debería ser la opción para un recién licenciado. El momento sería, según este profesor de la UOC, cuando el candidato tiene cierta madurez y experiencia.

Distintos caminos...

Es el caso de Carlos P. Horstein, directivo en Planeta Formación y Universidades (Grupo Planeta). Él es ingeniero y cuando estudió un MBA en la Universidad Emory de Atlanta ya contaba con experiencia en dirección.

También ha cursado estudios complementarios en la Universidad de Standford y en la Harvard Business School. Además, ha trabajado en varios países como Estados Unidos, Alemania e Inglaterra.

...mismo resultado

Otro caso es el de Jorge Fernández (nombre falso debido a las políticas de la empresa), un joven directivo de una importante entidad financiera. Estudió arquitectura técnica e ingeniería de caminos, canales y puertos, pero hasta la fecha no ha cursado ningún MBA. Sí cuenta con un máster en matemáticas aplicadas y varios cursos online, incluso del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) que le financió la empresa.

Este ingeniero trabaja en el mundo la tecnología y, debido a los rápidos cambios que experimenta el sector, necesita tener una capacidad de adaptación rápida. Cuando tiene que reclutar a nuevos candidatos, valora sobre todo el autoaprendizaje y la autonomía.

Formación de calidad y barata

Preguntado por la mejor opción para formarse en ámbitos no reglados, indica que optaría por construir un plan abierto: “La disponibilidad de recursos formativos para el campo de la informática es amplísima, el conocimiento es muy específico y la validez del conocimiento es casi fugaz, dada la velocidad a la que avanza el sector. Es difícil encontrar planes de estudio que cubran bien tus necesidades, por lo que, una vez se dispone de la base adquirida en el grado, creo que el ‘máster a la carta’ es la mejor opción”--resalta.

El directivo se refiere por “máster a la carta” a la amplia oferta que existe en el mercado para aprender y adquirir nuevas competencias: edX, udemy, cursos de linkedin… Esta formación es gratuita u ofrecida por precios simbólicos de 10 euros. En el caso de edX, existen micromásteres de 20 créditos relacionados con disciplinas de la administración de empresas. Los precios oscilan en torno a los 600 dólares (unos 535 euros). El bajo importe a desembolsar --considerando las instituciones que las ofrecen-- no debe hacer dudar: de acuerdo con Carlos, los profesores de Wharton online presentan la misma calidad y rigor que la formación impartida presencialmente en Pensilvania.

Precios para todos los bolsillos

A qué puede obedecer la diferencia de precio es compleja. Jorge cree que las escuelas de negocio prestigiosas hacen parte del trabajo de reclutamiento, ya que ofrecen pocas plazas y realizan una criba muy exigente. Las que no tienen este filtro, suelen bajar los precios y las expectativas laborales tampoco son las mismas. “Esto junto al valor que da la exclusividad son claramente dos factores importantes de la fórmula utilizada para justificar el precio”--señala.

Carlos, por su parte, indica que el desembolso empleado no está siempre relacionado con los costes, sino que los fija el mercado. Y el Dr. Serradell lo atribuye a multitud de variables: “la calidad de los contenidos, los medios de creación propia, los profesores vinculados al programa…”. Sin embargo, el profesor de la UOC subraya que el aspecto más importante es la proyección profesional y la capacidad para recuperar la inversión: “muchas veces se hace un análisis de coste-beneficio, se trata de que el dinero empleado en el programa se pueda recuperar”--concluye.

¿Cuánto hay que invertir en formación para ser directivo?

En todo caso, ni todos los que han cursado un MBA acaban de directivos, ni todos los directivos han pasado por una escuela de negocios. Y quienes lo cursan --como en el caso de Carlos-- a menudo ya cuentan con una formación y experiencia previas muy sólidas.

No hay una respuesta concreta a cuánto hay que invertir para ser directivo. Solo se puede afirmar que los buenos directores deben tener suficientes inquietudes para adquirir nuevas competencias y estar alerta a los cambios un mundo en constante movimiento. Pero antes de aventurarse a cursar un MBA, mejor curtirse desde abajo. El mito de Ícaro lo aconseja. Como decía Jeor Mormont en Juego de Tronos: “Si quieres liderar, aprende primero a seguir".

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información