Menú Buscar
Avión de Emirates / EFE

Mazazo de Trump a Emirates y Qatar Airways

El presidente de EEUU restringe el traslado de aparatos electrónicos a los pasajeros que viajen desde 10 aeropuertos de Oriente Medio y África

2 min

Jarro de agua fría sobre las aerolíneas punteras en Oriente Medio y, por tanto, en el mundo. La última restricción de la Administración de Donald Trump, sobre el traslado de aparatos electrónicos en los aviones procedentes de regiones de mayoría musulmana, supone un mazazo para, entre otras, Qatar Airways y Emirates.

El Departamento de Seguridad Interior de EEUU obligará a facturar los aparatos electrónicos más grandes que un teléfono móvil a los pasajeros procedentes de 10 aeropuertos, en Jordania, Egipto, Turquía, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Marruecos y Catar. Países, todos ellos, de mayoría musulmana.

Directos y escalas

La prohibición no solo afecta a quienes vuelen directamente desde estos lugares, sino también a aquellos que hacen allí escala. Sólo Emirates, compañía líder en 2016 por delante de Qatar Airways según los World Airline Awards, opera 119 vuelos a la semana desde Dubái a varias ciudades de EEUU.

La medida anunciada responde a una amenaza terrorista no especificada. La decisión nada tiene que ver con los esfuerzos de Trump para imponer una prohibición de viaje a seis países mayoritariamente musulmanes, según fuentes oficiales: “No va contra naciones específicas; nos basamos en información de Inteligencia evaluada para determinar qué aeropuertos están afectados”.

50 vuelos diarios

En los aeropuertos afectados operan 9 aerolíneas que vuelan directamente a Estados Unidos unas 50 veces al día. Entre ellas, Royal Jordanian Airlines, Egypt Air, Turkish Airlines --séptima mejor valorada del mundo--, Saudi Arabian Airlines, Kuwait Airways, Royal Air Maroc, Qatar Airways, Emirates y Etihad Airways --sexta del mundo--. Ninguna compañía estadounidense está afectada, porque todas hacen escalas.

El Departamento de Seguridad Interior amenaza con nuevas restricciones, y las medidas “seguirán en vigor hasta que la amenaza cambie”.