Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Sede del Grupo MásMóvil, ubicada en Madrid / EP

MásMóvil se adjudica espectro del 5G en Portugal tras 'plantar' la subasta española

El operador invierte 70 millones de euros para consolidar Nowo como la marca de referencia en el mercado convergente luso

3 min

MásMóvil se ha adjudicado varios lotes de espectro 5G y 4G en Portugal por un importe de 70 millones de euros. La operadora de telefonía, que pujaba por las frecuencias a través de su marca lusa Nowo, ha dado el salto al país vecino tras declinar participar en la subasta del 5G del Gobierno.

La compañía rechazó entrar en la competición con Telefónica, Vodafone y Orange por la franja de 700 megahercios (MHz), clave para el desarrollo del 5G. La cuarta operadora ya contaba con 80 MHz de licitaciones previas en España con los que ofrecía servicios 5G en más de 550 poblaciones. "El espectro de 700 MHz está bien pero no es un requerimiento imprescindible. Podemos vivir sin ello", declaró en 2020 el consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger, en La Información.

Expansión en Portugal

En Portugal, MásMóvil se ha hecho con dos lotes de 5 MHz en la banda de 1.800 MHz, la de mejor cobertura en interiores, un bloque de 5MHz de la franja de 2.600MHz y cuatro bloques de 10MHz de espectro en la banda de 3,5MHz. La subasta para los "nuevos entrantes en el mercado", tal y como la denominó la autoridad reguladora portuguesa Anacom, se demoró durante más de medio año por las alegaciones de las licitantes.

La teleco ha trasladado que ha recibido muestras de interés por parte de diferentes fondos de infraestructuras para apoyar el despliegue de su red de móvil y fibra óptica en Portugal

Resto de adjudicatarios

El grupo se encuentra en plena actualización y modernización de su red HFC a fibra óptica, y está acometiendo la extensión de la segunda en Lisboa y Oporto. El grupo busca así posicionar Nowo como la marca de referencia en el mercado convergente del país.

En la subasta también han participado Dixarobil, un nuevo actor ligado en el país al OMV (operador móvil independiente) Digi, que se ha hecho con el bloque de espectro más caro de la subasta: 2x5 MHz en la banda de 900 por el que pujó 30 millones de euros. Le siguen Nos, con inversiones de 165 millones de euros; Vodafone, que ha sumado inversiones de 133 millones, y Meo, propiedad de la francesa Altice y cuya posible venta sobrevuela los mercados, que ha invertido 125,2 millones. Entre los adjudicatarios de espectro se encuentra también DenseAir, un operador mayorista británico, que ha sumado lotes por valor de 5,75 millones de euros.