MásMóvil apunta al Ibex 35, en lugar de Dia, tras saldar la deuda con ACS

La operadora, valorada en 2.400 millones tras liquidar el endeudamiento con la constructora, llama a las puertas del selectivo para sustituir al grupo de supermercados

El consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger, a punto de que su empresa entre en el Ibex-35 / CG
09.11.2018 00:00 h.
6 min

Todos contentos en la operación por la que MásMóvil ha recomprado a ACS la deuda convertible que mantenía la constructora en la operadora como antiguo accionista de Yoigo, la empresa que la operadora de telefonía adquirió en 2016.

Por un parte, para el grupo que preside Florentino Pérez la espera ha valido la pena, y la jugada sale redonda. Recibe 406,5 millones de euros y 700.000 acciones, valoradas, en 70 millones, equivalente al 2,91% de MásMóvil, que procederá a su venta en cuanto pueda. De esta manera, consolida una plusvalía de 278 millones de euros en esta operación, sobre los 200 millones de deuda existente.

Próxima dimisión de los consejeros de ACS

No obstante, esos 700.000 acciones que recibe ACS están por debajo del millón de títulos que se había comprometido a adquirir, debido a la sobredemanda recibida por parte de los inversores.

Tras la cancelación y pago de la deuda, los dos consejeros que representaban a ACS en el órgano de gobierno de MásMóvil --Cristina Aldámiz-Echeverría y Ángel Manuel García Altozano-- presentarán su dimisión, y sus vacantes serán cubiertas por otros miembros.

Menor dilución de la esperada para los accionistas

Y para la operadora de telefonía, fundada y dirigida por el austriaco Meinrad Spenger, más de lo mismo. Con el contrato de recompra de la deuda, suscrito con ACS el pasado 15 de octubre, se evita el riesgo que se corría de tener que emitir 4,8 millones de acciones nuevas para saldar la deuda, y que la dilución de los actuales accionistas no resulte tan gravosa.

Al final, se han emitido 3,6 millones de nuevos títulos, hasta sumar un total de 24 millones, con lo que los antiguos accionistas mantienen el 85% del capital de Másmóvil, y el 15% restante, correspondiente a las nuevas acciones, quedan en manos de los nuevos inversores, que han suscrito 2,9 millones de acciones, una vez descontadas las 700.000 que estaban reservadas para ACS.

120 millones en efectivo

Además de los 360 millones captados en la ampliación, para llegar a esos 480 millones con los que recomprar la deuda de ACS, sin tener que emitir los inicialmente previstos 4,8 millones de acciones nuevas, MásMóvil aporta 120 millones en efectivo de caja, por encima de los 100 que había anunciado, gracias al instrumento colateral de cobertura con el que contaba.

A partir de aquí, además de reducir su deuda financiera neta, MásMóvil da un paso más para su próxima entrada en el Ibex-35, el selectivo índice de la Bolsa española, en sustitución, en pura lógica, de Dia. El grupo de supermercados ya controlado por el ruso Mikhail Fridman, con el 29% del capital, y cuyo valor en Bolsa ha caído hasta los actuales 446 millones de euros, siete veces de lo que valía hace año y medio, cuando capitalizaba por 3.200 millones.

Requisitos para entrar en el Ibex-35

En ese sentido, MásMóvil cumple sobradamente con el requisito de capitalización y, ahora, tras la ampliación, también con una base accionarial más amplia con la entrada de nuevos inversores, de manera que el ‘free float’ o capital flotante supera claramente el umbral del 40%.

Por lo que a la capitalización se refiere, con los 100 euros por título a los que cerraba la sesión bursátil este jueves, tras caer un lógico 9,42% para situarse en el valor de la ampliación, la operadora que dirige Spenger alcanza un valor de 2.400 millones de euros, que le sitúa por delante de empresas del Ibex-35 entre las que, además de Dia, se encuentran Mediaset, Meliá, Indra y Técnicas Reunidas, y en línea con el que acredita Viscofan.

El Comité Técnico decide en diciembre

Esos 2.400 millones que vale MásMóvil están muy por encima del 0,3% de la capitalización media del índice que toma como referencia el Comité Técnico Asesor del Ibex-35 durante el periodo de control que se establezca, normalmente fijado en seis meses. En este periodo, ese porcentaje equivaldría a unos 1.800 millones de euros, por debajo de los 2.400 que alcanza la operadora de telefonía.

El referido comité, en su reunión a celebrar dentro de un mes, decidirá quién sustituye a Dia en el Ibex-35, con MásMóvil convertida en la principal favorita. 

¿Quiere hacer un comentario?