Menú Buscar
Ramón Masiá (c), presenta su candidatura a la Cámara de Comercio de Barcelona junto a Josep María Valls, Helena Elorriaga (que no formará parte de la lista); Carlos Oliveras; Lluís Puig; Xavier Argenté y Javier Caltrava / CG

Masià intenta a la desesperada ser presidente de la Cámara de Comercio

Crecen los nervios en la candidatura ante unas elecciones que se perfilan para el próximo septiembre

15.02.2018 00:00 h.
4 min

Ramon Masià intentará este jueves ganar de nuevo divulgación para convertirse en el próximo presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona. Dará un paso más en su estrategia mediática, que inició a finales de noviembre. Una campaña que se ha completado con encuentros con empresarios que, por el momento, no han generado los niveles de apoyo que esperaba.

Su iniciativa se mira con recelo desde los votantes potenciales. De entrada, porque las incógnitas sobre los comicios camerales en Cataluña se mantienen dos meses después del anuncio de que quería concurrir a ellos.

Calendario electoral

No hay gobierno en la Generalitat y no se convocarán comicios hasta que se constituya. Una formalidad que perfila que la votación tendrá lugar en septiembre, en la recta final del plazo permitido por el decreto que ordena el proceso en todo el Estado.

Tampoco se conoce si finalmente se habilitará el voto electrónico. Una pretensión desde los sectores independentistas que ha generado la oposición de las organizaciones incluso territoriales por la falta de garantías que supone.

Incongruencias en los discursos

También se destacan ciertas incongruencias en el discurso de Masià. De entrada, en reivindicar que su candidatura es renovadora a pesar de su vinculación con la institución. Es una de las personas que conocen mejor el funcionamiento interno de la Cámara de Barcelona y de sus elecciones. Fue el gestor histórico de las campañas de Miquel Valls, el actual presidente.

Manifestó públicamente que su relación se había erosionado pero que su intención era la de no romper con nada, simplemente abrir una nueva etapa. Cuestión que también se pone en tela de juicio entre las fuentes empresariales consultadas.

Intervenciones en el pleno

Hacen referencia a sus intervenciones en el pleno de la organización de dinamización de negocios. El candidato es una de las voces más críticas con la actual directiva de la Cámara de Barcelona y llegó a promover una votación para apartarla en 2015. Iniciativa que fracasó.

Para esta nueva etapa intenta sumar a nombres que sean muy reconocidos. Hasta la fecha, el más conocido es el del propietario de la cadena de gimnasios Dir, Ramon Canela. Aunque Masià aún no ha conseguido difundir una fotografía a su lado.

Acto de presentación

Pensaba que tras el anuncio de que concurriría a los comicios podría conseguir el objetivo, señalan desde su entorno. Por ahora, sin éxito.

Este jueves dará a conocer nuevos nombres de la lista y propuestas que quiere emprender en el próximo mandato en un acto en el Colegio de Economistas, una organización que asegura que se mantiene neutral en el proceso electoral cameral. Fuentes internas señalan que Masià lo podrá realizar allí gracias a su condición de asociado pero que eso no implica que le den su apoyo de forma explícita.

Prudencia empresarial

La prudencia en este sentido en el empresariado catalán es máxima. Existe otra candidatura en ciernes y el propio Valls ha dejado la incógnita en el aire sobre su continuidad al frente de la Cámara de Barcelona. No piensa confirmar si se apea de la carrera electoral o si continúa cuatro años más hasta que no se convoquen los comicios.

Ante este panorama, los votantes potenciales esperan que todas las cartas estén sobre la mesa para comprometerse de forma pública.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información