Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Varios catalanes en el aeropuerto de El Prat, como los que se marchan al extranjero / EP

Las mascarillas en aviones y aeropuertos tienen los días contados

La Agencia Europea para la Seguridad Aérea deja de recomendarla, aunque son las aerolíneas y países que gestionan infraestructuras los que tienen la última palabra

4 min

La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de enfermedades (ECDC) han actualizado los protocolos para los viajes aéreos y han introducido un gran cambio: dejan de recomendar el uso obligatorio de la mascarilla tanto en aeropuertos como en aviones. Recuerdan que es la mejor forma de protegerse frente a la transmisión del Covid-19, pero señalan que, en el momento actual de la pandemia, ya no es de recibo forzar que se lleve en todo momento.

El nuevo protocolo entrará en vigor el próximo lunes, 16 de mayo. Con todo, no implicará un cambio inmediato en la organización de las salidas. Son las aerolíneas y los países de origen y destino del viaje las que tienen la última palabra sobre si los que suben a bordo deben usar o no una mascarilla.

Relajación de restricciones en Europa

El director ejecutivo de AESA, Patrick Cy, ha señalado en un comunicado que se da este paso para “alinearse con los requisitos de las autoridades nacionales de toda Europa para el transporte público”. Es decir, responden a la relajación de las medidas para prevenir la expansión del Covid. “Para los pasajeros y tripulaciones aéreas, este es un gran paso adelante en la normalización de los viajes”, ha añadido.

Un grupo de jóvenes interactuando con mascarilla / EP
Un grupo de jóvenes interactuando con mascarilla / EP

Con todo, recuerdan que resulta necesario que los “pasajeros se comporten de forma responsable y respeten las decisiones de los demás a su alrededor”. “Si tose y estornuda debería considerar seriamente el uso de una mascarilla para tranquilidad de los que están sentados cerca”, ha añadido el mismo ejecutivo. Se avanza de este modo a una de las polémicas que se pueden dar en los próximos meses.

También se indica que las personas vulnerables que accedan a un vuelo es mejor que mantengan el uso de una mascarilla FFP2. Así como apostar por el distanciamiento social en los aeropuertos.

Utilidad de las vacunas

La directora del ECDC, Andrea Ammon, ha recordado que los protocolos están en constante revisión. Por lo que se pueden dar pasos hacia una relajación de las restricciones y en sentido contrario según la situación epidemiológico. “Aunque siguen existiendo riesgos, hemos visto que las intervenciones no farmacéuticas y las vacunas han permitido que nuestras vidas empiecen a volver a la normalidad”, ha recordado.

Administración de la vacuna de Hipra durante la fase de ensayo clínico / EUROPA PRESS
Administración de la vacuna del coronavirus / EUROPA PRESS

“Ya no se recomienda el uso obligatorio de tapabocas en todas las situaciones, pero es importante tener en cuenta que, junto con el distanciamiento físico y una buena higiene de manos, es uno de los mejores métodos para reducir la transmisión”, remarca. También apela de este modo a la responsabilidad individual de los pasajeros.

Siempre tener una mascarilla a mano

Los protocolos de ambas instituciones comunitarias se suelen seguir al pie de la letra. Se da por descontado que las mascarillas tienen los días contados en las infraestructuras y aerolíneas europeas.

Con todo, se recomienda tener siempre a mano una mascarilla antes de viajar. Que se deba usar o no dependerá de las directrices de cada territorio. Más, en viajes internacionales.