Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El edificio principal de Mas Salagros en Vallromanes

Mas Salagros, una experiencia única a pocos kilómetros de Barcelona

El hotel ecológico situado en Vallromanes es el entorno perfecto para empresas que quieran concentrarse, redefinir objetivos y hacer equipo

6 min

El escenario de tranquilidad que permite reconectar los equipos que sufren desde hace dos años los estragos de la pandemia sin tener que alejarse demasiado de Barcelona es Mas Salagros. El EcoResort de cinco estrellas ubicado en Vallromanes, un pueblo pequeño de tan solo 2.500 habitantes y a 25 kilómetros al norte de la capital catalana, es mucho más que un hotel. Brinda una experiencia sin rivales al entorno de la capital catalana y la única 100% ecológica en la península.

Reinald Gimeno, director comercial de Mas Salagros, introduce el concepto del EcoResort / LENA PRIETO

Su razón de ser erige en la ecología y en el respeto al medio ambiente. De hecho, es lo que le diferencia de otros establecimientos de características similares. No es su única ventaja. Y es que sus responsables han conseguido crear el ambiente perfecto en el que pueden convivir tanto parejas que quieran pasar un fin de semana romántico y buscan en slow y empresas que buscan el lugar ideal para mantener una reunión o organizar eventos de alto rendimiento.

Eventos empresariales

El entorno en el que está ubicado invita a concentrarse, a plantear objetivos, a hacer equipo. Por ello, de lunes a jueves muchas empresas financieras o laboratorios, entre otras, eligen Mas Salagros para hacer actividades teambuilding. Su filosofía estimula a otras marcas que quieran hacer un lanzamiento alineado con sus valores y lo convierten en escenario de sus iniciativas. Eligen este hotel para presentar un coche híbrido, una bicicleta eléctrica o una nueva línea de cosmética natural, entre otros productos y servicios que han visto la luz en el enclave icónico.

Una de las salas de reuniones para empresas de Mas Salagros / LENA PRIETO
Una de las salas de reuniones para empresas en Mas Salagros

¿Por qué? Por su ADN 100% ecológico que llega al usuario desde el momento en el que cruza la puerta. Todas sus variables son lo más cuidadosas posible con el medio ambiente. La arquitectura es bioclimática, es decir, los edificios tienen un diseño pensado para conseguir el máximo confort térmico con el mínimo consumo energético. La ventilación cruzada en las estancias evita el uso de calefacción y aire acondicionado en las consideradas épocas valle --que no son el punto máximo ni de frío ni de calor--. La caldera de biomasa es la principal fuente de confort: se alimenta de la astilla de madera procedente de la gestión sostenible de los bosques de Cataluña, reduciendo así las emisiones de CO2. 

Habitaciones

Las diferentes suites tienen vistas a la reserva natural del parque de la Serralada Litoral, ya que los edificios donde se ubican están orientados al sur. De esta forma, el cliente no solo tendrá unas vistas privilegiadas; también obtendrá el máximo rendimiento de luz natural, especialmente en la temporada de invierno. Además, las placas solares que cubren los tejados suponen un 15% de ahorro.

Imagen del EcoResort Mas Salagros en Vallromanes
Imagen del EcoResort Mas Salagros en Vallromanes

La misma máxima de exprimir los recursos naturales se ha seguido para diseñar todas las habitaciones del establecimiento. Disponen de terraza o salida al jardín y, además de aprovechar al máximo la luz natural, ofrecen unas vistas privilegiadas del parque protegido en el que está ubicado Mas Salagros.

Reinald Gimeno comenta las actividades para disfrutar de la experiencia en Mas Salagros / LENA PRIETO

El respeto que se hace a este entorno natural se aplica también en aquellas pequeñas cosas que pasan desapercibidas en el enclave. El cliente no encontrará ningún producto químico en su habitación ni en el resto de las estancias del establecimiento. Ni siquiera en la piscina, en la que se emplea una disolución de sal en lugar de cloro y, además, dispone de filtros ecológicos, lo que la hace apta incluso para las pieles más delicadas.

Recuperación de la pandemia

Tras un año duro marcado por la pandemia, ha habido una eclosión de empresas que buscan reencontrarse y redefinir sus objetivos, pero también conocerse entre ellos para sacar el máximo rendimiento. Por ello, el hotel ofrece también actividades hechas a medida para disfrutar en equipo y para entablar un contacto más personal. Conectar con la naturaleza o visitar las bodegas de Alella, una localidad situada a pocos minutos de Vallromanes, son dos opciones preferidas de los clientes.

El restaurante de Mas Salagros
El restaurante de Mas Salagros

El spa y el restaurante son otros de los puntos fuertes de Mas Salagros. Una gastronomía que saca el máximo partido a los productos locales y de proximidad, ya que el hotel tiene su propia granja y huerto cuyos ciclos vitales tienen su reflejo en los menús que se elaboran según la temporada y los productos que los restauradores tengan a su disposición. Todo ello, con el objetivo de sorprender al cliente incluso en el paladar.