Menú Buscar
El acceso del local que hasta ahora ocupaba el espacio gourmet de Mary's Market por la calle Valencia, en uno de los accesos laterales de Boulevard Rosa / CG

La crisis del lujo se lleva por delante a Mary’s Market

Los hermanos Vives, dueños del Boulevard Rosa, deciden finiquitar el proyecto de establecimiento gourmet de Barcelona

3 min

Mary’s Market ha bajado definitivamente la persiana. Los establecimientos gourmet de Barcelona no reabrirán sus puertas tras la pausa estival. Los hermanos Enric y Maria Vives Ybern han decidido poner punto y final a la aventura empresarial que iniciaron en 2010 en las galerías comerciales que heredaron, el Boulevard Rosa. Un modelo de negocio que ampliaron posteriormente en el centro Les Glòries, también en la capital catalana.

Fuentes cercanas a la familia explican que las ventas de la compañía nunca levantaron el vuelo. Vinculan el fracaso del proyecto a la crisis que vive el sector del lujo, especialmente el relacionado al delicatessen. Un negocio que cada año mueve 1,5 billones de euros en todo el mundo que ha estancado su crecimiento. Incluso el de firmas icónicas como Chanel, Louis Vuitton, Tiffany o TAG Heuer, entre otros.

En el caso de Mary’s Market, consultores especializados en el ámbito catalán que piden el anonimato señalan que el concepto de negocio tenía un desfase en el precio. “Estaban fuera del mercado incluso por su zona de referencia”, apuntan.

Mercado y cafetería

Los Vives impulsaron en un local de 200 metros cuadrados en el Boulevard Rosa privilegiado, con acceso directo desde calle Valencia. El espacio gourmet combinaba cafetería y mercado. En el momento de su apertura, explicaron que habían importado de Nueva York un concepto de establecimiento que se replicó en la rambla gastronómica del centro comercial del avenida Diagonal, frente a la Torre Agbar.

Abrieron puertas por todo lo grande, con más de 1.000 referencias, entre ellos alimentos frescos y productos de proximidad, y una extensa bodega con más de 100 vinos y 40 cervezas. Las pérdidas acumuladas propiciaron un primer recorte de la lista para intentar contener costes.

Búsqueda de nuevos inquilinos

La familia busca a un nuevo inquilino para el local de la milla de oro de Barcelona --Boulevard rosa está situado entre Paseo de Gràcia y Rambla Cataluña--. Ha contratado a los asesores inmobiliarios de Busquets Gálvez para gestionar el arrendamiento.

El cierre de Mary’s Market se une a la crisis de otros templos de los productos gourmet en la capital catalana. La caída de las ventas provocó que Semon presentara concurso de acreedores en octubre de 2014 y el adelgazamiento de Colmado Quílez. El grupo Lafuente aún atiende a sus clientes en Rambla Cataluña, pero en un local de 90 metros cuadrados frente a los 520 metros de los que disponía en su momento más dulce. 

Destacadas en Business