Menú Buscar
Marta Álvarez, accionista de El Corte Inglés, junto a su hermana Cristina / EE

Una de las hermanas Álvarez será presidenta de El Corte Inglés

El actual directivo en el cargo, Jesús Nuño de la Rosa, fue nombrado hace algo más de un año en sustitución de Dimas Gimeno

3 min

El Corte Inglés volverá a estar capitaneado por alguien de la familia Álvarez. Concretamente, por Marta Álvarez Guil, una de las dos hijas adoptivas de Isidoro Álvarez y heredera de parte de la compañía, quien ocupará la presidencia de la compañía.

La noticia salta a la actualidad poco después de cumplirse el primer aniversario de Jesús Nuño de la Rosa en el cargo. El directivo fue nombrado presidente de El Corte Inglés en sustitución de Dimas Gimeno, primo de las hermanas Álvarez Guil y llamado a ser el sucesor de Isidoro Álvarez, quien también estuvo en la presidencia del grupo.

De la Rosa, presidente "interino"

El medio de comunicación digital El Confidencial señala que "fuentes cercanas al consejo de administración" de la empresa entienden que el nombramiento de Marta Álvarez como presidenta de El Corte Inglés era algo "programado" y que la designación de De la Rosa "tenía un carácter 'interino'". Eso sí, la decisión deberá pasar por una votación en el seno del órgano de gobierno del grupo empresarial.

Si la votación resulta positiva, El Corte Inglés volvería a su estructura de gobierno corporativo que ha tenido durante la mayor parte de su historia, en la que la presidencia era ocupada por alguna persona vinculada a la familia fundadora. Isidoro Álvarez era sobrino de Ramón Areces, fundador de la compañía --misma relación familiar que tenía Gimeno con el propio Isidoro--.

Cambio con diferentes versiones

Existen versiones distintas detrás de este cambio de presidente en la compañía. Una de ellas apunta que Jesús Nuño de la Rosa estaría completamente a favor, y no solo eso: habría sido él mismo el precursor del cambio de presidencia en El Corte Inglés. El direcivo querría volver a ejercer sus funciones como consejero delegado, cargo que desempeñaba antes de la salida de Gimeno del consejo de administración de la matriz. 

Por otra parte, la situación podría no ser tan idílica y la motivación del juego de sillas estaría relacionada con la falta de libertad del actual presidente para llevar a cabo cambios estratégicos en la empresa. De hecho, estas fuentes aseguran que De la Rosa ha mencionado en más de una ocasión que "si no me dejan hacer lo que necesita la casa, entenderé que debo marcharme".