Menú Buscar
Terraza del AC Hotel Barcelona Forum-Marriott, con vistas sobre la ciudad / CG

Marriott ve la moratoria hotelera de Barcelona como "una oportunidad"

La mayor cadena del mundo "no está preocupada" y se dedicará a "mejorar producto" mientras Colau decide la regulación

4 min

Si los hoteleros maldecían las restricciones en Barcelona, Marriott les pone en su sitio. La mayor hotelera del mundo no teme la moratoria de licencias. El gigante alojativo ve el cerrojazo como "una oportunidad para mejorar la planta existente". Esto es lo que hará: mientras el ayuntamiento debate la nueva regulación de establecimientos turísticos, "mejorará el producto que ya tiene".

En estos términos se expresó Karl Bieberach, vicepresidente europeo de Desarrollo de Marriott, la pasada semana. En una entrevista con Crónica Global, el directivo recalcó que el cierre del grifo de licencias no afectará a la multinacional.

Sin preocupaciones

"Entiendo el efecto de equilibrio que pretende una medida como ésta. Uno no quiere saturar el mercado. Al mismo tiempo, entiendo que durante el periodo que dure la moratoria se debería incentivar la renovación de hoteles y la mejora del producto", aseveró en el foro de inversión Mediterranean Resort & Hotel Forum, celebrado la pasada semana.

"Mi única preocupación con la moratoria --abundó Bieberach-- es que afecte la calidad del producto. Los visitantes llegan a Barcelona con ciertas expectativas que no podemos defraudar. Hasta el momento no hay pruebas de que la medida haya tenido impacto alguno en el servicio".

Crecer de otra manera

El gigante vacacional adoptará una actitud constructiva mientras el equipo de Ada Colau decide cuántos nuevos hoteles caben en el destino.

"En nuestro caso, creceremos, porque queremos crecer en Barcelona. Lo haremos con conversiones de marca. Un ejemplo: el portafolio Tribute que nos ha llegado tras la fusión con Starwood es una fantástica enseña con la que aumentar operativa".

"Marcas como Sheraton o Marriott --continuó-- no tienen suficiente presencia en Barcelona. Mediante cambios de enseña podríamos seguir creciendo y quizá aumentar su presencia".

Lanzados

Cualquiera que fuere la estrategia en Barcelona, la hotelera viene de anotarse unas cifras muy sólidas en España. "La demanda en este destino crece al ritmo del 13%. La tarifa media se incrementa al 5-6%", enumeró el directivo.

Con lo que respecta a nuevas aperturas, el titán hotelero baraja varias noticias. "Está el W que abriremos en Madrid, un Aloft también en la capital y algún otro proyecto", avanzó Bieberach.

Fusión

El buen momento de Marriott se produce tras una megafusión con Starwood el 23 de septiembre. "Fue una adquisición especial. Nos ha permitido ganar talento y expandirnos en varios mercados", describió.

El músculo resultante es mareante: la compañía aportó 137 hoteles en el sur de Europa. Starwood agregó otros 90. No terminará aquí. "Abriremos de forma conjunta 45 hoteles hasta 2020", anunció el ejecutivo.

España debe reinventarse

En la cuestión turística, el directivo subrayó que España "debe hacer un esfuerzo en calidad de servicio". Según él, si las administraciones trabajan en esa senda, "se avanzará hacia la consolidación de demanda".

Bajo su punto de vista, el destino no arroja récords de llegadas turísticas por la mala situación de países rivales del norte de África. "No creo que haya un solapamiento de cliente. Es muy diferente el tipo de veraneante que viaja a Egipto o Túnez", apostilló.