Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Entrada al Hotel Mandarin Oriental Barcelona, propiedad de Reig Capital Group / OAB

María Reig se lleva 76 millones del Mandarin a Luxemburgo

La 'family office' de la acaudalada empresaria andorrana acomete una extraña operación financiera en el mejor hotel de Barcelona

6 min

Reig Capital, la family office de María Reig, la empresaria andorrana propietaria del Hotel Mandarin Barcelona del Paseo de Gràcia, transfirió 76 millones de euros del alojamiento cinco estrellas gran lujo a Holanda y Luxemburgo. Su vehículo inversor acometió una extraña operación intergrupo para, según fuentes del sector turístico, aparentar solvencia en las cuentas de su conglomerado de sociedades de cartera ubicadas en los Países Bajos. Reig es, además, la principal accionista y miembro del consejo de administración de Crèdit Andorrà, el mayor banco del Principado.

María Reig lleva 76 millones del Mandarin a Holanda / CG

La insólita operación la consignan las cuentas de 2018 de Trivalor XXI, propietaria y gestora del Mandarin. La memoria de la compañía, la última disponible en el Registro Mercantil, muestra la concesión de un crédito por importe de 76 millones de euros de Trivalor a The Netherlands Company 1929 BV, una sociedad instrumental holandesa, propiedad al 100% de Grupo Reig.

Fusión

La operación intergrupo tiene más enjundia que un simple movimiento entre sociedades. La cabecera de Trivalor XXI era en 2015 Reig Capital, de Holanda. Al año siguiente, esta traspasó el 100% de la empresa gestora del Mandarin a The Netherlands Investment Company 1929 BV. Un mes después de la operación, Trivalor prestó los citados 76 millones a The Netherlands.

Al siguiente año, Reig Capital y The Netherlands se fusionaron y la entidad resultante adoptó el nombre de la primera: Reig Capital BV, tal y como explicó Crónica Global. Es decir, el Hotel Mandarin de Barcelona --Trivalor XXI-- ha seguido en manos de la empresaria andorrana María Reig pero, ahora, a raíz de la fusión, la controla de su hólding holandesa Reig Capital.

Viaje a Luxemburgo…

Fuentes consultadas por este medio subrayan el intercambio realizado en la estructura de las firmas de cartera. Destacan que la cadena de movimientos financieros entre filial y matriz entraña una operación contable poco ortodoxa, pues Trivalor ha librado 76 millones a su accionista único para que afronte la compra de sus propias acciones.

Las dos mercantiles holandesas penden de la sociedad offshore Reig Capital Group SARL, domiciliada en el Gran Ducado de Luxemburgo.

… ¿O maquillar la contabilidad?

Otras fuentes del sector turístico han avisado de que el préstamo de 76 millones de Trivalor a una firma que se ha fusionado con su socio único “podría entrañar implicaciones poco estéticas”. ¿Por qué? Arguyen que, en una fase posterior, esos fondos podrían volver a Trivalor como recursos propios, lo que maquillaría las delicadas cuentas del Mandarin, hotel al que le costó años dejar los números rojos y situarse en la senda de los beneficios.

“Parece una operación poco ética. Trivalor ha hipotecado dos veces su principal activo, el edificio de paseo de Gràcia. Además, la transferencia de su tesorería se computa como un activo de Trivalor, lo que ayuda a edulcorar las cuentas. Pero en realidad se trata de un pasivo, pues se prestó a su accionista; es una operación triangular intergrupo de ámbito internacional absolutamente insólita”, explican. Otras fuentes han rechazado esta versión y han insistido en que Trivalor sigue siendo acreedor por valor de 76 millones. Antes lo era de Netherlands Investment y ahora, de Reig Capital, su socio único.

174 millones en deudas

¿Qué dicen las cuentas anuales? Como explicó este medio, la auditoría, firmada por Ernst & Young (EY), declara un patrimonio neto de 45 millones y unas deudas a largo plazo por valor de 174 millones. En 2018, el Mandarin Barcelona facturó 33,1 millones, un ligero descenso comparado con los 32,9 millones del ejercicio anterior. El resultado neto fue de 1,7 millones, un fuerte avance respecto a los 1,09 millones del año anterior.

Trivalor tiene contabilizado el edificio del Mandarin al coste histórico de 154 millones. Cabe recordar que los bancos acreedores del hotel, comandados por Caixabank, vendieron la deuda del establecimiento de lujo al fondo buitre Farallon Capital Group, especializado en la adquisición de préstamos de empresas en situación comprometida. Las obligaciones totales del conglomerado empresarial de María Reig se estiman en 450 millones de euros. La dirección del hotel ha negado que el activo barcelonés esté en venta y, de hecho, ya ha reabierto tras un largo parón por la pandemia del coronavirus.

Esta información se ha elaborado sin la versión de Reig Capital Group, que no ha respondido a las preguntas de este medio.