Menú Buscar
Los dos fundadores de la tecnológica Marfeel, Juan Margenat (i) y Xavi Beumala (d) en las oficinas de la start up en Barcelona / MARFEEL

Margenat, cofundador de Marfeel: “Barcelona vive de rentas, no nos podemos dormir”

La tecnológica, que prevé fichar a 70 personas para sus oficinas en la capital catalana en 2019, pide “estabilidad y visión a largo plazo” para ayudar al capital emprendedor

28.11.2018 00:00 h.
9 min

Marfeel es una de las start ups del panorama emprendedor de Barcelona que ha alcanzado el éxito gracias a su plataforma para crear portales web de medios de comunicación. Fundada en 2011 por Xavi Beumala y Juan Margenat --consejero delegado y director de operaciones del grupo, respectivamente-- cuenta con 120 personas en plantilla entre las oficinas de Barcelona y Nueva York. Cerrará este ejercicio con 17 millones de facturación y un millón de beneficio bruto (Ebitda) y trabaja con el objetivo de elevar la facturación hasta los 30 millones en el próximo año. El responsable de controlar las operaciones diarias reconoce que la capital catalana es una marca potente que es capaz de atraer talento de todo el mundo, su principal punto fuerte, pero reclama reforzar este perfil.

“Creo que vivimos aún un poco de rentas, no nos podemos dormir”, asegura Margenat en conversación con Crónica Global. Recuerda que la imagen de marca de Barcelona se empezó a construir con el salto adelante que supuso para la ciudad la celebración de los Juegos Olímpicos de 1992 y otras “acciones que se han hecho después”, pero considera que en los últimos años “estamos algo desfocalizados y perdidos”.

Territorios competidores

El ejecutivo señala que la urbe se debe poner las pilas porque sus competidores en Europa “van muy fuertes”. Otras grandes capitales que quieren ejercer un rol importante en la definición del nuevo mapa de actividad económica que se ha empezado a dibujar. El que surge tras la aparición de compañías tecnológicas de nuevo cuño que cada vez tienen mayor incidencia en el PIB.

Barcelona está estos momentos a un nivel parecido al de Berlín, Ámsterdam, París o Londres, otras grandes enclaves de la emprendeduría comunitaria pero con un nivel de vida más económico. Entre los emergentes destacan territorios como Lisboa, cuyos gobernantes han abierto los brazos a este capital innovador y pide paso en Europa.

Visión política a largo plazo

El director de operaciones de Marfeel reclama “más estabilidad y visión a largo plazo” para mantener el potencial de marca que tiene la capital catalana. Reconoce que la “toda la incertidumbre política que tenemos no ayuda nada”, aunque su reflexión va más allá del debate independentista que marca el día a día en Cataluña.

Los cofundadores de Marfeel, Xavi Beumala (i) y Juan Margenat (d) / MARFEEL

Los cofundadores de Marfeel, Xavi Beumala (i) y Juan Margenat (d) / MARFEEL

Sus críticas se dirigen hacia los anuncios que se han hecho en materia impositiva, de forma especial la posible creación de un nuevo impuesto a las tecnológicas. Fue Cristóbal Montoro, exministro de Hacienda del PP, el que puso sobre la mesa la habilitación de este gravamen con el objetivo de sufragar pensiones. El cambio de color político en Moncloa ha implicado replantear la tasa. El Ejecutivo socialista amaga con el cobro indirecto. La nueva titular de Hacienda, María Jesús Montero, aún no lo ha definido con exactitud. “Esta incertidumbre es, al final, lo que menos quieren los inversores y las compañías”, declara Margenat.

12 millones para nuevos fichajes

En clave interna, Marfeel acabará un buen año. El grupo alcanzó el punto de equilibrio en sus finanzas en 2017 tras siete años en activo y las previsiones económicas del ejercicio en curso son aún más optimistas. Han contratado a 49 personas y de cara a 2019 abren la puerta a unos 70 nuevos fichajes, cifra que elevaría su plantilla hasta las 200 personas.

“Nuestra principal inversión es en talento, en pagar salarios”, destaca el director de operaciones. Cuentan con una partida de 12 millones de euros para este fin, una cuantía destacada que les permitirá hacer frente a la batalla por fichar a buenos desarrolladores de software a nivel mundial. Las barreras geográficas no son un problema para empresas del perfil de Marfeel, donde la lengua vehicular es el inglés y donde conviven “unas 30 nacionalidades”.

Cuidar al equipo

Margenat reconoce que con la “movilidad que existe en Europa, hay más posibilidad de éxito” en poder contratar a los ingenieros que más interesan a esta start up. “Les ayudamos con el traslado, con el aterrizaje en Barcelona, para buscar casa, con los papeles, etc.”, detalla el ejecutivo.

Ficha técnica
Año y lugar de fundación Barcelona, octubre de 2011
Sede Avenida Josep Tarradellas 20, Barcelona
Fundadores Xavi Beumala y Juan Margenat
Equipo directivo

Xavi Beumala, socio y consejero delegado

Jaun Margenat, socio y jefe de operaciones

Alexian Chiavegato, vicepresidente de marketing

Consejo de administración Jennifer L. Wong (NY), Juan Margenat, Xavi Beumala, Jordi Viñas (Nauta Capital), Xavier Lazarus (Elaia Partners) y Urs Cette (BDMI)
Oficinas Barcelona, Nueva York
Empleados en 2018 138
Facturación 2018 17 millones de euros
Rondas de financiación 2012: 2 millones de euros aportados por Wayra (Telefónica); 2015: 3,5 millones de euros suscritos por Nauta, Elaia y BDMI

Con la actual demanda del mercado, si un desarrollador no se encuentra cómodo en un grupo “al día siguiente les llaman de 30 compañías más y se irán al vecino”. Por todo ello, el directivo reivindica el trabajo que se hace en “cuidar el equipo” desde el punto de vista de los recursos humanos. Asimismo, minimiza las críticas sobre los fallos en uno de los cambios que se hicieron en la plataforma. Los atribuye al cambio de algoritmo de Google del pasado verano, cuando "algunos clientes sufrieron y otros no". Asegura que, a nivel general, la compañía ha mantenido estable su tráfico. 

Más presencia en EEUU

El plan estratégico de Marfeel de los próximos meses también pasa por reforzar su presencia en EEUU. Además de pasar de los cuatro a los 10 empleados en la oficina de Nueva York, la compañía quiere duplicar clientes. Actualmente cuenta con una veintena de medios, por lo que hay “muchísimo recorrido”.

La start up tiene el foco puesto en los medios regionales y de “segundo nivel” del país, además de bloggers con más de un millón de visitas mensuales. Margenat afirma que su principal rival son los “desarrolladores internos, sobre todo de los grandes medios” que se encargan de crear y mantener la página web de cada uno de los medios.

Más de 1.000 millones de visitas

El objetivo fundacional del grupo era convertir su plataforma en el estándar de referencia en la tecnología móvil para los medios de comunicación. Ahora cuentan con 600 millones de visitas mensuales y en 2019 se pretenden alcanzar los 1.000 millones. “En tres años tenemos que estar en los 1.500 o los 2.000 millones”, marca el director de operaciones.

Considera que por ahora cuenta con el músculo necesario para completar este objetivo sin la necesidad de abrir una tercera ronda de financiación en Marfeel. Aunque no cierra la puerta a un posible inversor que les ofrezca “un buen proyecto, una buen plan y unas condiciones adecuadas” siempre y cuando sea el private equity el que llame a la puerta.

El equipo fundador de la start up aún mantiene una posición de control en el capital. Nauta Capital, Elaia Partners y BDMI son los tres grandes fondos del grupo, además de varios business angel con una presencia testimonial. Los planes estratégicos contemplan por ahora mantener este equilibrio accionarial.