Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Trabajadores de Nissan y empresas auxiliares protestan por el cierre de la empresa en Barcelona / EP

Marelli plantea despedir a 57 de sus 170 trabajadores

El anuncio de Nissan ha afectado a esta empresa italiana, fabricante de piezas para automóviles, que ya arrastraba problemas de tiempo atrás

3 min

La dirección de Marelli, empresa italiana fabricante de componentes para automóviles, ha presentado al comité de la compañía el despido de 57 de sus 170 trabajadores de sus plantas en la Zona Franca de Barcelona y Santa Margarida i els Monjos (Barcelona).

La antigua Magneti Marelli es una de tantas empresas afectadas por el cierre --aún no definitivo-- de la japonesa Nissan, aunque su pasado ya auguraba esta decisión. A finales de marzo, recibió una financiación por unos 1.100 millones de euros para paliar la caída del mercado a causa de la pandemia del coronavirus, lo que no ha salvado el puesto de más de medio centenar de empleados.

Nissan ha sido el detonante

El pasado martes, la empresa comunicó a sus trabajadores su intención de presentar un expediente de regulación de empleo (ERE) de extinción de 57 contratos de una plantilla total de unos 170 trabajadores, tal y como publicó La Vanguardiay se hizo oficial al día siguiente.

En una comunicado remitido a los representantes de los trabajadores, Marelli informó a los empleados de Santa Margarida de una subrogación a otra empresa del grupo, que podría acabar en una sociedad compartida entre la empresa de recambios italiana y una compañía china.

Afectados por el coronavirus

Marelli se vio obligada a cerrar su producción en Europa el pasado 19 de marzo, por el coronavirus, al no recibir las piezas que necesitaba. Una decisión que iba a durar una semana, se alargó hasta las dos semanas y acabó durando cerca de un mes.

Recibió una inyección económica de más de 1.000 millones de euros de su accionista KKR y de un consorcio de bancos japoneses, con lo que prometía aumentar su liquidez ante la incertidumbre de la pandemia. De hecho, poco antes, anunció un ERE para la planta de Barberà del Vallès que afectará a 493 personas por el descenso de ventas de la empresa. Con el anuncio de Nissan, la cosa fue a peor.

Más de un año con problemas

Esta empresa de componentes produce sistemas de climatización para Nissan en la Zona Franca y para Renault en España y Francia. Debido al anuncio de la fábrica japonesa, Marelli anunció a sus empleados la subrogación de la plantilla que les avanzó los reajustes ante la nueva situación.

De momento, les queda por concretar los motivos y los tiempos de los despidos. Pero parece el final anunciado para una empresa que, a finales de octubre de 2018, fue vendida por 6.200 millones de euros de Fiat Chrysler Automobiles a Calsonic Kansei y lleva funcionando a trompicones desde entonces.