Menú Buscar
Una de las sedes de Gas Natural ante una Banca March / CG

Los March 'pillan' de la nueva Gas Natural 34 millones en dividendos

Tras salir de ACS, los banqueros mallorquines hallan en la gasista su nuevo buque insignia; el 5,16% se aprecia un 13% y los 980 millones invertidos ya valen 1.120

26.06.2018 00:00 h.
6 min

La familia March no va a tardar mucho tiempo en obtener rendimiento del 5,16% que ostenta en Gas Natural, a través de su participación en Rioja Bidco. La filial controlada por el fondo británico CVC que, hace mes y medio, pagaba 3.816 M a Repsol por el 20% que tenía en la gasista presidida por Francisco Reynés.

Si todo se cumple según lo previsto, la junta de accionistas de Gas Natural --que este miércoles se celebrará por primera vez en Madrid--, además de cambiar su actual nombre, aprobará el segundo pago del dividendo ordinario correspondiente al ejercicio 2017. Un importe bruto de 0,67 euros por acción que se liquidará el próximo 5 de julio.

28 millones tras la retención del 19%

Un dividendo que, para Corporación Financiera Alba (CFA) --la sociedad patrimonial a través de la que los March vehiculan sus inversiones financieras e inmobiliarias--, supone 34,63 millones de euros brutos, que se quedarán en un neto de 28 millones tras aplicar la retención fiscal del 19%.

El primero de los pagos de este dividendo --que, por razones obvias, CFA no recibió-- lo realizaba Gas Natural  el pasado 27 de septiembre. Entonces, se repartió un abono a cuenta de 330 M.

Si se mantienen las condiciones de distribución de beneficios que la gasista viene asumiendo en los últimos años --pagar un euro por acción--, en 2018 los March ya recibirán casi 52 millones por su paquete de 51,68 M de acciones.

Nuevo referente inversor: de ACS a Gas Natural

La operación conjunta entre el fondo CVC y Alba para comprar el 20% de Gas Natural que estaba en manos de Repsol beneficia a ambos socios. El inversor británico reducía los riesgos que supone una compra de tal calibre, y la sociedad controlada por los March encontraba el referente que llevaba dos años buscando tras salir del capital de ACS, la constructora presidida por Florentino Pérez convertida durante casi una década en su buque insignia patrimonial.

Entre 2009 y 2016, Alba ingresaba en sus arcas 750 millones de dividendos procedentes de su participación en el grupo constructor, que llegó a alcanzar el 25% a principios de la presente década. El último pago de la constructora lo recibían los March el 7 de febrero de 2017, dos meses antes de vender el último 2,6% del capital de la constructora que todavía obraba en su poder.

Los March rompieron con Florentino por Iberdrola

Esta última desinversión de Alba en ACS cerraba definitivamente un pacto financiero de casi dos décadas entre los March y Florentino Pérez, que quedó hecho añicos en 2012 cuando la participación en Iberdrola del grupo constructor provocó que Alba cerrara ese ejercicio con unas pérdidas de 300 millones. Los banqueros mallorquines dijeron basta y fue el inicio de un goteo controlado de ventas.

Para lograr su 5,16% en Gas Natural, los Alba aportaron algo más de 980 millones. Primero, los 500 que pagaron para adquirir el 25,73% del capital de Rioja Bidco, la sociedad utilizada por CVC para comprar el 20% de la gasista a Repsol, y, después, los 480 M que el clan mallorquín asumía al adherirse al crédito sindicado de 1.865 M solicitado por el fondo británico para financiar en parte la operación.

Inversión mínima de 7 años

En virtud del pacto entre CVC y Corporación Financiera Alba, la sociedad patrimonial de los March estará obligada a mantenerse en el capital de Gas Natural un mínimo de siete años, hasta mayo de 2025, salvo que el fondo británico decida que pueda hacerlo antes.

Si es el fondo británico el que decide vender su participación --en el momento que estime oportuno, sin limitación temporal alguna--, Alba tendrá derecho a sumarse a la operación en los mismos términos. Los March también se verán obligados a vender su 5,16% de Gas Natural si el fondo sale como consecuencia de una OPA o a través de un contrato vinculante en efectivo.

Efecto del dividendo en el tercer trimestre

A nivel de resultados, el efecto de esos 28 M no se dejará sentir en las arcas de Corporación Alba hasta el cierre del tercer trimestre, el 30 de septiembre de 2018. Vendrán como agua de mayo. En el primer trimestre del presente ejercicio, ya sin las plusvalías obtenidas un año antes por la ventas de acciones de ACS, la sociedad de los March veía reducido el beneficio un 92%, a poco más de 30 M.

Además del dividendo, la evolución bursátil de Gas Natural también marcha viento en popa para los intereses de Alba. Las acciones, por las que pagaron un precio unitario de 19 euros, cerraban este lunes en 21,56 euros, un 13% más. De esta manera, los 980 millones invertidos en la operación valen ahora 1.120 millones.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información