Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Marc Murtra, presidente de Indra / CG

Marc Murtra, nuevo presidente de Indra aunque sin poder ejecutivo

Cristina Ruiz e Ignacio Mataix compartirán con carácter solidario el cargo de consejero delegado de la compañía tecnológica

3 min

Decisión salomónica en el consejo de Indra. El órgano de gobierno de la compañía tecnológica ha designado a Marc Murtra --el candidato propuesto por la SEPI-- como presidente, pero no contará con poderes ejecutivos, al contrario de su antecesor, Fernando Abril-Martorell, que ha sido cesado también este jueves e igualmente a propuesta de la sociedad pública.

A partir de ahora, los poderes ejecutivos de Indra recaen en los otros dos consejeros que tienen esta consideración, Cristina Ruiz e Ignacio Mataix, que pasarán a ejercer, de forma solidaria, el cargo de consejero delegado. El consejo ha nombrado a Murtra consejero de la compañía, con la categoría de “otro externo”.

Crisis por el relevo

La medida se ha adoptado a raíz de la polémica surgida tanto por la promoción del cese de Abril-Martorell como del nombramiento de Murtra que, como informó Crónica Global el pasado lunes, viene impulsado desde el PSC y, más concretamente, por su líder, el exministro de Sanidad Salvador Illa.

De esta forma, Indra cierra la crisis generada por un relevo en la presidencia que no se contemplaba hasta que a finales de la pasada semana trascendió que la SEPI, a través de la que el Estado articula la participación del 18,5% que mantiene en la compañía, pretendía que Abril-Martorell no se encargara de liderar la nueva etapa que la empresa tiene por delante, con numerosos desafíos tecnológicos.

Las riendas, para los consejeros ejecutivos

Los nuevos consejeros delegados de la compañía están al frente de las principales divisiones de Indra. Así, Mataix es el responsable de Transporte y Defensa, mientras que Cristina Ruiz lleva las riendas de Minsait, la filial centrada en los negocios de consultoría tecnológica y transformación digital.

La medida adoptada por el consejo de administración, que ha necesitado de una intensa labor por parte de la comisión de nombramientos y retribuciones en los últimos días, ha sido aplaudida por el mercado, el mismo que ha infligido un duro castigo al valor desde que el pasado viernes trascendió que la SEPI trabajaba en el relevo de Abril-Martorell.

Respaldo bursátil

Tras conocerse la decisión final, los títulos de Indra rebotan algo más de un 3%, con lo que enjugan parte del retroceso superior al 12% que han acumulado en las últimas sesiones.

El argumento de la SEPI para promover el relevo del ya expresidente se basa en el hecho de que Indra afronta una etapa muy importante tras la pandemia, con numerosos desafíos en el campo tecnológico, lo que exigía otro tipo de perfil para estar al frente de la empresa.