Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de una nueva tienda de Mango / Cedida

Mango refinancia su deuda con criterios sostenibles por primera vez

La compañía prolonga cinco años el calendario de vencimientos con un nuevo préstamo sindicado de 200 millones cuyo coste podrá rebajarse con el logro de objetivos medioambientales

3 min

Mango ha completado este martes el proceso de refinanciación de su deuda con la firma de un nuevo préstamo sindicado por valor de 200 millones de euros que le permitirá extender el calendario de vencimientos hasta 2028 y que estará ligado, por primera vez, a criterios ESG, es decir, sociales, medioambientales y de buen gobierno corporativo. 

El crédito tiene como principal fin poder amortizar el principal sindicado de Mango, que presenta un saldo de vivo de 236 millones de euros y vencimientos a lo largo del presente ejercicio y del siguiente.

Cinco años más de vencimiento

El nuevo préstamo, que ha sido coordinado por Caixabank, con BBVA y Banco Sabadell como ‘brokers’, presenta una amortización lineal hasta 2027 del 75% del principal mientras que los 50 millones restantes se corresponden con una línea de crédito para financiar inversiones hasta 2024. 

Tras cerrar 2021 con sus mejores resultados en casi una década, Mango se ha asegurado estabilidad financiera para los próximos ejercicios pero, además, ha decidido introducir criterios de sosteniblidad en el proceso, que repercuten de forma positiva tanto en el coste de la deuda como en la prolongación de su vencimiento.   

Fibras sostenibles y menos emisiones

En la operación, Mango ha ligado el margen de su financiación a metas corporativas como el empleo de fibras sostenibles y el recorte de emisiones de gases contaminantes

La compañía cerró el pasado ejercicio con la estructura financiera más saneada de la última década y con una deuda neta negativa en ocho millones de euros, tras haber cumplido su objetivo y haber conseguido rebajar en más de 165 millones su deuda frente a 2020. Esta situación no se daba en el balance de Mango desde hacía más de una década. 

Operación histórica

Adicionalmente a la refinanciación de deuda, Mango ha liquidado la línea de crédito solicitada al Instituto de Crédito Oficial (ICO) al inicio de la pandemia. El total del importe solicitado en primavera de 2020 fue de 240 millones de euros, que la compañía nunca utilizó, pero que mantuvo en su balance por criterios de prudencia.

En un comunicado, la directora financiera de Mango, Margarita Salvans, califica de histórica esta transición, de la que además destaca que permite a la compañía duplicar su capacidad de financiación.