Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una tienda de Mango durante la reapertura tras la pandemia / EUROPA PRESS

Mango dispara su facturación online hasta los 800 millones en 2020

La firma de moda redimensionará la capacidad de sus tiendas físicas y apostará por ganar metros cuadrados

4 min

Las restricciones a la movilidad y el cierre de tiendas a causa de la pandemia de coronavirus han disparado las ventas online de Mango. La firma con sede en Palau-solità i Plegamans (Barcelona) superó en octubre en un 5% los 564 millones de euros facturados en 2019 y la previsión pasa por cerrar el año con 800 millones, un 40% más, que permitirá amortiguar la caída del canal físico. Además, la firma prepara un redimensión de sus espacios para ganar en metros cuadrados.

Con todo, el fuerte crecimiento del canal online no bastará para compensar lo que se ha dejado de vender en tiendas durante este año, especialmente durante los dos meses que permanecieron cerradas durante el estado de alarma. Así lo ha explicado este martes en rueda de prensa telemática la directora de online y cliente de Mango, Elena Carasso, con motivo del 20 aniversario de la puesta en marcha del canal digital.

"Incertidumbre" en el canal físico

Mango cerró 2019 con cifra récord de ventas en todos los canales tras facturar 2.374 millones, un 6,3% que en 2018. Además, volvió a beneficios tras ganar 21 millones frente a los 35 de pérdidas de un año antes. No obstante, los estragos de la pandemia impedirán superar esos números, mientras que los dos últimos meses del año, los más fuertes en ventas por las campañas de Black Friday y Navidad, estarán marcados por la “incertidumbre” sobre la apertura de tiendas en los principales mercados.

Una tienda de Mango / EUROPA PRESS
Una tienda de Mango / EUROPA PRESS

“Quedando los dos meses más fuertes del año, con restricciones y mercados que abren y cierran, no nos podemos aventurar a decir qué peso va a tener el canal físico”, ha subrayado Carasso. Durante los meses más cruentos de la pandemia, entre mitad de marzo y mayo, la compañía mantuvo cerrado en torno al 90% de sus tiendas en todo el mundo, lo que hizo que las ventas online llegaran a alcanzar picos de hasta el 90% y supusieran más de la mitad de los ingresos.

Redimensionamiento de tiendas

Ya con la desescalada los mercados de Europa Central y los países escandinavos han respondido a buen ritmo, mientras que el sur del continente y Turquía permanecen con el freno echado. Así las cosas, el rendimiento del canal digital será clave para sostener los números de la firma que dirige Toni Ruiz. En 2019 esa vía creció un 26,3% con respecto al año anterior y generó el 24% de los ingresos. Ahora, la previsión del grupo es que crezca un 40% y de cara a 2021 alcanzar 1.000 millones de facturación. Solo entre enero y octubre Mango sumó tres millones de nuevos clientes digitales, de los que 900.000 se sumaron durante los meses de reclusión domiciliaria.

Pese al refuerzo del canal online, en el que se han invertido 150 millones de euros en los últimos tres años, Carasso ha descartado un “cierre masivo” de tiendas: “El sector en general tiene que redimensionar pero no se trata de un cierre de tiendas en sí. Hay que adecuarse a aquellos formatos que les convienen más a nuestros clientes”. En concreto, la firma apuesta por salir de pequeños locales comerciales y centrarse en grandes espacios con los que ganar metros cuadrados y potenciar la experiencia de cliente.

Destacadas en Crónica Business