Menú Buscar
Imagen de la nave logística de Mango en Parets del Vallès (Barcelona), que acaba de vender / CG

Mango hace caja con su centro logístico de Barcelona

El grupo textil de Isak Andic coloca el 'hub' logístico de 35.000 metros cuadrados y traslada sus prendas y sistema de distribución a otro almacén

4 min

Mango hace caja con su centro logístico de Barcelona. El grupo textil fundado por Isak Andic ha colocado en el mercado su nave logística de 35.000 metros cuadrados situada en Parets del Vallès tras haberla vaciado y trasladado sus prendas a otra estructura que tiene en Lliçà d'Amunt, que tampoco es de su propiedad y está arrendada.

Según ha avanzado Expansión, tras ese movimiento la enseña ha comercializado el almacén para hacer caja con el fin de continuar abriendo flasgship stores en las principales arterias comerciales de las ciudades. El centro formaba parte del portafolio de Punta Na, la patrimonial de Andic, pero cambió de propietario en 2017 para recalar en la cartera del grupo logístico Jevaso por 25 millones de euros. El último trimestre de 2018 Mango completó la migración de todo su sistema logístico y las prendas de un almacén a otro.

En 2008, la más moderna

La nave vendida por el grupo textil a Jevaso, que ofrece servicios a los grandes conglomerados de moda como la propia Mango o Inditex, la abrió la compañía catalana en 2008. Presume de una superficie de 35.000 metros cuadrados y en el momento de su apertura en 2008 se convirtió en el hub logístico de la firma textil, con la tecnología más avanzada de España. Avanzó así el grupo de Andic a Inditex, que no tenía almacenes con capacidad de rivalizar con el de Parets del Vallès.

Tiene la nave capacidad para distribuir unas 30.000 prendas por hora. Emplea a 140 personas y da servicio a 1.230 puntos de venta en 90 países. En aquel momento y para elevar este centro de distribución, Mango sacó la chequera y compró el almacén a Lidl, modernizándolo con tecnología logística puntera. Gastó 45 millones de euros. La fuerte inversión del conglomerado duró apenas una década: en 2018 el grupo aperturó otro almacén en Lliçà d'Amunt, el que ahora actúa de centro de distribución. Todas las prendas salvo las vendidas por e-commerce ya se distribuyen desde este almacén.

Ingresos de la patrimonial

Cualquiera que fueren los movimientos operativos, la colocación de la nave de Mango en el mercado ha engrosado las cuentas de la patrimonial de Isak Andic. La mercantil captó 150 millones de euros con la venta de la nave de Lliçà d'Amunt a finales de 2016. Un año más tarde, el grupo textil colocó la sede del grupo, situada en Palau-Solità i Plegamans (Barcelona), por 100 millones más. Estas partidas mejoraron la situación financiera de Punta Na.

La patrimonial bebió durante años de los beneficios de la cadena de moda, pero sufrió cuando Mango entró en pérdidas en los últimos ejercicios. En 2016, la sociedad se patrimonializó y fichó a su primer consejero delegado, Miquel Roig, hasta entonces director de Expansión de la cadena. Isabel Calero lo relevó en 2017 cuando el directivo abandonó el grupo.

Destacadas en Business