Menú Buscar
El nuevo centro logístico de Mango en Lliçà d'Amunt

Mango centraliza la distribución mundial en su nuevo centro logístico de Lliçà

La instalación, con una inversión de 230 millones, tiene capacidad para gestionar 75.000 prendas por hora y contará en 2023 con una ampliación para los pedidos 'online'

4 min

Mango ya tiene en marcha su nuevo centro logístico en Lliçà d’Amunt (Barcelona) desde el que concentrará la distribución de mercancía a más de 2.100 tiendas en 110 países. La firma de moda ha invertido más de 230 millones de euros en el recinto, que ya comenzó a operar de forma parcial en 2016 y cuenta con una superficie de 190.000 metros cuadrados disponibles.

El nuevo espacio de Mango contiene la última tecnología en automatización de almacenaje y empaquetado, así como la mano de obra de hasta 600 trabajadores. A máximo rendimiento es posible gestionar 75.000 prendas por hora, con una capacidad de 600.000 al día, según han detallado desde la empresa que dirige Toni Ruiz. El proceso desde que se recibe un pedido hasta que queda cargado no supera las cuatro horas.

Agrupar la distribución

El centro dispone de dos espacios diferenciados para ropa colgada, de la que es posible almacenar hasta siete millones de vestimentas, y doblada, con capacidad para otros 20 millones. El tiempo que suele permanecer una prenda en el centro logístico ronda las cinco semanas.

 
El director general de Mango, Toni Ruiz (izq), y el director distribución logística, Antonio Pascual
El director general de Mango, Toni Ruiz (izq), y el director distribución logística, Antonio Pascual

El objetivo del nuevo centro logístico es agrupar la distribución para tiendas, mientras que la gestión de los pedidos online no tendrá demasiado peso por el momento y se seguirá realizando desde el almacén de e-commerce ubicado en la sede de Palau-solità i Plegamans. No obstante, la segunda fase de construcción del espacio de Lliçà, prevista para 2023, contempla la ampliación de 90.000 metros cuadrados adicionales --que dejarán un total de 280.000--  para asumir el crecimiento del comercio digital.

Espacio para crecer

“Con la ampliación no aumentamos la capacidad de reparto sino que ganamos la posibilidad de hacerlo”, ha señalado el director de logística de Mango, Antonio Pascual. Es decir, la nueva sede logística se ha sobredimensionado para poder sostener el crecimiento futuro que prevé la compañía, especialmente en el canal online, que en 2018 supuso el 20% de las ventas totales y se espera que para 2020 alcance el 30%.

En el último tiempo Mango ha reforzado el papel de Toni Ruiz como director general tras el paso al lado del fundador, Isak Andic. La firma, que encadena tres ejercicios consecutivos en números rojos, cerró 2018 con pérdidas de 35 millones de euros, a pesar de facturar 2.233 millones. Desde la compañía han reconocido que estas últimas cinco semanas del año son determinantes para cambiar la racha: “Estamos en la semana de más facturación del año [Black Friday]. Somos optimistas para este año darle la vuelta”, ha asegurado el propio Ruiz, que también ha reconocido el cambio de rumbo de la firma a la hora de conectar con los clientes.