Menú Buscar
Peluquería cerrada durante el estado de alarma por el coronavirus / EP

Malestar en el sector de las peluquerías por tener que abrir durante el estado de alarma

El gremio ve peligro real de contagio al tiempo que denuncia el pago de un IVA del 21% cuando, ahora, resulta que ofrecen un servicio de primera necesidad

6 min

Malestar en el sector de las peluquerías tras conocer que tienen que abrir sus puertas durante el estado de alarma, que se prolongará, al menos, dos semanas. La razón de permitir la apertura de estos establecimientos no es sino higiénica, ya que hay gente que no puede lavarse la cabeza y necesita ayuda para ello. Por lo tanto, el Gobierno considera ahora que ofrecen un servicio de primera necesidad, pero pagan el IVA general (21%).

Ante esta situación, el Gremio de Peluqueros de Pime Mallorca (Grepels Gapb) pide el cierre de estos negocios durante la crisis sanitaria, al tiempo que sugiere que se atienda a discapacitados y personas con problemas de movilidad, bajo petición. Sostiene el gremio que estos salones pueden ser "más un escalón de propagación del virus que un bien que ayude a su erradicación".

Imposible mantener la distancia de seguridad

Añade que buena parte de la clientela es gente mayor (es decir, población de riesgo), por lo que considera "una imprudencia poner en esta situación tanto al personal como a los posibles clientes". Además, y esto es algo que repiten peluqueros de toda España, es imposible en este sector mantener la distancia de seguridad a la hora de realizar el trabajo.

"Al considerarnos un bien de primera necesidad y obligarnos a la apertura, desde el gremio entendemos que esta circunstancia provocará que no podamos acceder a las ayudas y las líneas de crédito expuestas por el Gobierno ayer noche", prosigue. La entidad advierte de que esto puede llevar al sector a una nueva crisis. Piden, asimismo, que les proporcionen mascarillas, guantes y geles, de los que el mercado está desabastecido.

Otro ejemplo de estas quejas se encuentra en el sector peluquero de Navarra, que tilda de "incongruencia muy gorda" la petición de mantener abiertas las peluquerías en el periodo de confinamiento: "No se puede ser un artículo de lujo y de primera necesidad al mismo tiempo", reclaman sus profesionales

¿Producto de lujo o de primera necesidad?

"No puede ser que se nos considere un artículo de lujo, con IVA al 21%, y al mismo tiempo de primera necesidad. ¿En qué quedamos?", se pregunta Cristina Aguirre, coordinadora de la Plataforma de Peluqueros Unidos de Navarra, en declaraciones a Efe. También argumenta que es imposible atender a los clientes a distancia.

En la misma línea, y haciendo referencia a la clientela de movilidad reducida, sostiene que la apertura de peluquerías no es una solución, puesto que en estos casos "la atención se realiza en el domicilio". Además, las personas que necesitan silla de ruedas suelen acudir a estos salones "con el pelo ya limpio", porque no las pueden "mover al lavacabezas".

Alquileres, luz, autónomos...

Del mismo modo, denuncia que por parte del Gobierno nadie les ha facilitado medidas de precaución, como geles hidroalcohólicos, mascarillas y los guantes que tienen disponibles en las peluquerías, de látex, "no se sabe si son suficientes o no para tener una atención segura".

Por su parte, la peluquera Cristiana Cavalcante también señala que "estos servicios de personas con movilidad reducida o problemas de salud son mínimos en número, uno a la semana como mucho". Por ello, califica de riesgo innecesario mantener la apertura en sus locales, "más aún siendo autónomas, con lo que ello conlleva, el pago de locales, servicios como la luz, más los impuestos".

Muchas peluquerías no abrirán

El malestar es generalizado en todo el gremio. Entre otras cosas, porque las peluquerías ya llevaban una semana con menos del 50% de su clientela, y la mayoría decidió este viernes cerrar durante 15 días para seguir en casa las recomendaciones oficiales. "Ahora resulta que las peluquerías somos primera necesidad, pero pagamos el 21% de IVA; nos estáis robando durante años", sostiene otra peluquera.

"Lavar y cortar a un metro de distancia es misión imposible", declaran otras profesionales del sector. En general, dicen que "no tiene sentido" esta medida del Gobierno, mientras en los foros de peluquerías la gente muestra su preocupación. "La cabeza no es la parte más importante para la higiene de una persona mayor o de movilidad reducida", añaden. No les compensa abrir la puerta para un solo cliente. Muchas anuncian ya que no abrirán.