Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un hombre haciendo fotos a la Sagrada Familia, en Barcelona, en noviembre de 2020 / EUROPA PRESS

MagmaCultura despide a 231 subcontratados de la Sagrada Familia y la Casa Museo Gaudí

La junta constructora del templo lo atribuye a la falta de actividad, y el sindicato SUT ve "vicios de nulidad" por la huelga

2 min

La empresa MagmaCultura ha despedido a 231 trabajadores subcontratados de la Sagrada Familia y Casa Museu Gaudí, según un comunicado del sindicato SUT y ha confirmado la basílica.

El expediente de regulación de empleo (ERE) de MagmaCultura se ha producido con motivo de la finalización, por parte de la Junta Constructora del templo, de los contratos de prestación de servicios que terminan el 31 de diciembre del 2020.

Falta de actividad

La Junta Constructora de la Sagrada Familia ha declarado a Europa Press que la finalización y no renovación del contrato con la empresa se debe a la inactividad del templo, sin la previsión de recuperar estos servicios durante el inicio del 2021.

MagmaCultura ha anunciado en un comunicado este viernes la imposibilidad de desarrollar la actividad laboral y ha aducido que, "dado que la mayoría de los puestos están ligados a ceses de actividad, no es posible recurrir a las medidas de regulación temporal de empleo".

"Vicios de nulidad" por la huelga

La compañía ha comunicado al comité de empresa el ERE y se han acordado medidas para los afectados, mientras que SUT ha dicho que el despido tiene "varios vicios de nulidad y se deriva de la acción reivindicativa y huelguística de la plantilla", y asegura que lo impugnará judicialmente.

Trabajadores subcontratados de la Sagrada Familia afectados han asegurado, en declaraciones a Europa Press, no haber sido informados sobre el ERE ni de sus negociaciones con el comité de empresa y han dicho haber recibido un comunicado de la compañía y, posteriormente, el importe de la indemnización.

La plantilla ha estado en expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) o secundando permanentemente la huelga indefinida que se convocó en la Sagrada Familia el 26 de septiembre de 2020, y que se ha llevado a cabo todos los fines de semana que el centro ha abierto desde entonces para reivindicar mejoras laborales.