Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Josep Maria Lari, el Mag Lari (c), en una imagen promocional de uno de sus espectáculos / CG

El Mag Lari pide cinco años de cárcel a su exsocio

Le acusa de apropiarse de forma indebida de 145.000 euros al pagar sus gastos personales con dinero de la cuenta de la empresa

4 min

Juicio mediático en la Audiencia de Lleida. Josep Maria Lari, más conocido como Mag Lari, ha pedido cinco años de cárcel y el retorno de 145.000 euros a su exsocio, PV, por un delito de apropiación indebida.

Su abogado ha explicado que el acusado, que fue despedido en 2014, sacaba dinero de la empresa de forma habitual. Obtenía el efectivo en cajeros automáticos y en ventanilla y lo destinaba a costear sus gastos personales. Compraba productos de farmacia, tabaco, trabajos de jardinería e incluso sufragó el mantenimiento de la piscina de una casa que tenía en el municipio de Golmés (Lleida).

Confianza absoluta

PV ha alegado ante el tribunal que contaba con la plena confianza del que fue su socio. Ha explicado que durante un tiempo fueron “uña y carne” y que en ocasiones le aconsejaba “como un padre”, tal y como ha recogido Europa Press.

En cuanto al dinero de la empresa, ha asegurado que lo usó tanto para pagos de la compañía como para cubrir gastos personales del artista. Lari ha negado este extremo.

Deuda con la Seguridad Social

Ha confirmado que el acusado era una persona de máxima confianza hasta el extremo de disponer de llave de su buzón. Su pacto empresarial se concretaba en que el artista se encargaba de los espectáculos de magia y PV de gestionar su patrimonio. Ha manifestado ante la audiencia provincial que incluso le había preguntado en una ocasión qué tarjeta debía usar para comprar una máquina de gimnasio que quería instalar en su casa. Es decir, tenía control total de sus finanzas.

Esta relación se rompió cuando el artista recibió en una notificación de embargo de Hacienda. Acudió a la Tesorería de la Seguridad Social y se percató que tenía pendiente liquidar 30.000 euros con el fisco. Hecho que le hizo sospechar de la gestión real de su patrimonio.

Administrador de la sociedad

“Nos conocimos, éramos amigos y él me propuso ser mi manager cuando yo era muy jovencito”, ha explicado a la Fiscalía “casi crecimos juntos a nivel artístico, confiaba en él hasta el extremo de que no me tenía que preocupar de nada”. Le llegó a otorgar poderes de administrador de la empresa que llevaba su nombre “sin saber lo que significaba”, ha reconocido.

“Ahora he visto que ha sido un error, ahora sé lo que es ser administrador, no actuaba como tal”, ha puntualizado ante el tribunal. “En el tema económico soy bastante malo a la par que despreocupado. He aprendido”. Asegura que desde que el acusado salió de su vida “todo ha ido bien, el dinero no ha desaparecido”.

Defensa y peritaje

El abogado de la defensa ha pedido la sentencia absolutoria. Ha argumentado que no se puede acreditar con qué se había gastado el dinero de la empresa. Lo único que es seguro, según su alegato, es que parte del efectivo se destinaba a pagar gastos de los espectáculos.

También ha testificado un perito. Ha mantenido que se podía acreditar la apropiación de 145.000 euros. De este montante, 48.000 euros corresponden a reintegros en ventanilla, otros 62.000 euros obtenidos en cajero y los 27.000 restantes de pagos realizados con tarjeta.

Destacadas en Business