Menú Buscar
Cuatro turistas con máscaras se hacen una foto en la Plaza Mayor de Madrid ⁄ EFE

Madrid roza el lleno para el puente mientras Barcelona languidece

Los hoteles de la capital superarán el 85% de ocupación; la urbe catalana apenas llegará al 45%, quince puntos menos que en 2016

2 min

Madrid rozará el lleno para el puente de la Inmaculada en España mientras Barcelona languidece. Los hoteles de la capital superarán el 85% de ocupación que se anotaron durante las mismas fechas de 2016. Los alojamientos de la mayor ciudad catalana, por su parte, se quedarán en el 45%.

Según las previsiones de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM), el parón de diciembre será "muy positivo". La venta de habitaciones, cree la organización empresarial, la espoleará las ganas de disfrutar del ambiente navideño en la ciudad.

En la capital, las reservas han crecido un 4%. En el resto de la Comunidad de Madrid, las ventas han repuntado a doble dígito: un 20%.

Ello hará que los hoteles de la región superen las ocupaciones anotadas durante el mismo puente del año anterior, que fueron del 72,29% en la capital y del 49% en la Comunidad.

Barcelona cae un 15%

Por el contrario, Barcelona espera una caída del 15% en ocupación hotelera, que atribuye, sobre todo, a los visitantes nacionales y residentes, según el Gremi d'Hotels de Barcelona (GHB).

El desplome dejará los alojamientos de la capital catalana al 45% de su capacidad, cuando fue del 60% los mismos días del año anterior.

Como avanzó Turespaña, en el resto de la comunidad autónoma la cifra de habitaciones ocupadas durante la festividad de la Inmaculada y el fin de semana será del 56%, trece puntos menos que las mismas fechas que el ejercicio anterior.

Menos ingresos y empleo

Esta semana, Exceltur ya advirtió de que el mal rendimiento de los hoteles catalanes por las heridas causadas por el fallido proceso independentista se dejarán notar durante el primer trimestre de 2018.

El lobby turístico espera caídas de ingresos por habitación disponible del 10% en los tres primeros meses del nuevo año.

Ello conllevará un recorte de empleos de hasta el 8,2%, según la misma organización.