Menú Buscar
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida / EP

Madrid flexibiliza horarios, normativas y fiscalidad en apoyo de la hostelería

Las medidas del ayuntamiento y la comunidad se han intensificado tras la declaración del estado de alarma por parte del Gobierno

Carlos R. Cózar / Raúl Pozo
7 min

Las Administraciones Públicas de Madrid han aprobado en las últimas semanas una serie de medidas para tratar de paliar los efectos negativos que las nuevas restricciones a la movilidad derivadas de la segunda oleada de Covid-19 van a provocar en el sector de la hostelería. Entre ellas se incluyen ventajas económicas y flexibilidad en las normativas para que los empresarios encuentren facilidades a la hora de poder abrir sus establecimientos.

Ya antes de la declaración del estado de alarma para todo el territorio de la Comunidad de Madrid, decretado por el Gobierno central el pasado viernes, el Ejecutivo regional había aprobado el cierre de perimetral de cerca de 50 zonas sanitarias. Las zonas que registraban una mayor incidencia del virus, así como restricciones horarias para bares y restaurantes.

Bonificación de impuestos

Los empresarios hosteleros reclamaron medidas de apoyo a sus negocios, que ya quedaron seriamente tocados con el estado de alarma para todo el país decretado desde medidos de marzo y hasta finales de junio. Desde entonces, el ayuntamiento de la capital y la Comunidad de Madrid han mantenido varios encuentros con los representantes del sector, de los que han salido algunas de las citadas medidas.

En el plano puramente económico, el consistorio ha anunciado recientemente que va a eximir a los hosteleros del pago de la tasa que abonan por mantener las terrazas de veladores durante lo que resta de año 2020. La medida es relevante dado que las restricciones afectan al consumo en el interior de bares, restaurantes y cafeterías, que no podrá efectuarse en la barra.

Cerca del 5% del PIB

El Ayuntamiento de Madrid también ha aplicado otras medidas de carácter fiscal para el sector hostelero como son las bonificaciones de tributos, entre otros el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) por valor de 168 millones de euros.

Cabe tener en cuenta la notable aportación de la hostelería al Producto Interior Bruto (PIB) de la ciudad de Madrid, que se cifra aproximadamente en el 5% del total.

Línea de avales

Por su parte, la Comunidad de Madrid puso en marcha una línea de avales, por valor de 44 millones euros, destinados a reforzar la hostelería en la región. Se gestionarán a través de Avalmadrid, la sociedad de garantía recíproca constituida por y para pymes y autónomos.

El plan se divide en dos líneas. La primera estará destinada a préstamos rápidos de hasta 50.000 euros a un plazo de 30 meses y con seis de carencia; la segunda, para créditos con la misma cuantía límite pero un plazo de amortización de 60 meses, con 12 de carencia.

Horarios

Fuera del estricto ámbito económico, el ayuntamiento se ha centrado especialmente en el ámbito de las terrazas. Así, la corporación municipal que lidera José Luis Martínez-Almeida ha considerado que todas ayudas anteriores pueden complementarse con una nueva que suponga incrementar la facturación durante una jornada. El consistorio ha pedido a la Comunidad que los locales se cierren a las 12 de la noche, lo que supondría una hora más para poder servir en mesas. La presidenta del gobierno regional, Isabel Díaz Ayuso, ha recogido el guante de su compañero de partido y ya sopesa esta idea.

Ambas Administraciones arguyen que la ampliación de horarios se debe al “diferente estilo de vida” que tiene la capital, ya que “se suele cenar más tarde” que en cualquier urbe europea. Además, ambas instituciones recalcan que todos los establecimientos están siendo “tremendamente responsables” con las medidas para frenar al coronavirus.

Los bares celebran el Puente del Pilar

A pesar de la situación crítica que viven los bares y restaurantes, Hostelería de Madrid ha alabado la gestión del Ayuntamiento durante la pandemia. A pesar de las restricciones existentes, el hecho de que se decretara el estado de alarma en la capital de España benefició a los establecimientos de restauración.

Según un estudio realizado por la organización sectorial, el 38% de los negocios asegura que el mejor día fue el pasado domingo. Otro 35% afirma que el sábado fue el que más afluencia a los locales registró. Sea como sea, y debido a las restricciones a partir de las 22:00 horas, el 50% ha notado que ha disparado su facturación en las comidas.

Facilidades para las estufas

La llegada del otoño y la consiguiente bajada de las temperaturas repercute de forma negativa en el negocio de aquellos establecimientos que no dispongan de estufas para acondicionar sus terrazas. Para facilitar a los empresarios la adopción de medidas al respecto, el Ayuntamiento ha determinado que los bares y restaurantes de la capital puedan instalar estufas en sus terrazas y veladores sin la necesidad de modificar la autorización concedida por el propio consistorio. Solamente será necesario comunicarlo a la Junta de Distrito correspondiente.

Diversas patronales del sector han puesto en valor en los últimos días la disposición de las Administraciones a la hora de mantener reuniones con ellos con el objetivo de consultarles la idoneidad de las medidas a tomar en cada caso. Fuentes de estas asociaciones matizan que no siempre les hacen caso pero, al menos, las decisiones no les pillan por sorpresa. Hay una interlocución mínima. 

Destacadas en Business